Desde África el orgullo de una cubana

FOTO: Cortesía de la entrevistada

Tras la mascarilla en su foto de perfil percibo una cálida sonrisa, un semblante feliz, una cubana fuerte y solidaria. Otra vez la red social Facebook tiende un puente virtual para dialogar con una mujer que llevó consigo hasta África a Cuba en su pecho.

Daudinot Gómez permanece desde febrero del 2017 al frente de la primera misión médica cubana en la República Islámica de Mauritania
FOTO: Cortesía de la entrevistada

Con cinco horas de diferencia accede a la entrevista a las 3:50 p.m. aquí; le pregunto si está lista y responde la Dra. Bárbara Yaquelín Daudinot Gómez: “Sí, adelante”.

¿Qué misión cumple en ese continente?

“Llegué el siete de febrero de 2017, al frente de una avanzada para abrir la misión médica por vez primera en la República Islámica de Mauritania; cuando aquello era la directora del hospital general docente Héroes del Baire en la Isla de la Juventud”.

¿Cómo fue partir tan lejos y separarse de la familia?

“Difícil: tengo dos hijos, el mayor es David Daniel, recién graduado de especialista de 1er Grado en Cardiología y la ejerce en el Municipio. El menor, Leonel Antonio, cursa el duodécimo grado en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas América Labadí Arce, él aspira estudiar Ingeniería Informática.

“Se siente nostalgia, preocupación por no estar y hasta duele, pero se supera. Me ha dado fuerza el apoyo de familiares y amistades, aunque el mayor baluarte radica en ellos que se crecieron ante las dificultades y hoy me alientan a ayudar a otras personas”.

La doctora Bárbara tiene la experiencia de haber cumplido una misión anterior en el 2007 en Antigua y Barbuda por dos años.

Además de sus funciones tuvo la doctora Bárbara la posibilidad de ejercer su especialidad de radióloga
FOTO: Cortesía de la entrevistada

¿Cuánto le aportó y significó estar al frente en esta ocasión?

“Representó un alto compromiso como revolucionaria y la oportunidad de demostrar la capacidad de la mujer cubana ante cualquier tarea asignada por la Revolución. Tuve la posibilidad de cumplir mis funciones y de ejercer mi especialidad de radióloga.

“La brigada era de 50 colaboradores, de ellos 28 mujeres; la misión finalizó el 20 de febrero, ya toda la tropa regresó a Cuba, pero yo, por supuesto, debí quedarme para el cierre oficial”.

¿Cuán complejo resultó trabajar en Mauritania?

“Existe un abismo –teclea–. En este país la voz femenina se mantiene en tono bajo; es una sociedad muy machista. En pleno siglo XXI luchan aún por sus derechos básicos y han alcanzado unos pocos.

“Fue complicado y un desafío dirigir en una nación extranjera y musulmana… Siento total orgullo por ser mujer y profesional de la Salud. Las cubanas estamos empoderadas, lo cual ha sido posible gracias al empuje de Fidel y Vilma; hoy somos estandarte y ejemplo para el mundo y así nos miran.

“Por supuesto, la Federación de Mujeres Cubanas ha desempeñado un rol primordial, con significativas tareas realizadas a lo largo de estos años y no menos relevante son las metas presentes y futuras.

Desde aquí envío un saludo para las pineras por el 8 de Marzo…”.

¿Cómo hizo frente a la pandemia?

“Han sido momentos peliagudos, cargados de retos a los cuales les entregamos muchísima energía y todo el amor que podíamos. Fueron intensas jornadas en función de pacientes positivos a la covid-19. Esa pandemia nos cambió la vida de muchas maneras.

“Llegamos a sentir temor por lo desconocido y extrema preocupación por los familiares y amigos. Hubo días tristes, muy tristes –recalca– a causa de la pérdida de algún conocido o de la propia situación tensa del mundo, pero al mismo tiempo fueron días de entrega incondicional y superación.

“Nos engrandecimos como seres humanos, como profesionales de la Salud y cubanos. Esto lo escribo no solo como Bárbara –insiste– sino en nombre de mi equipo, el cual se hizo gigante en esa tarea”.

¿Cuál es su sentir ante los ataques enemigos contra la Patria?

“Los desesperados son ellos. La valentía y capacidad del pueblo cubano están bien probadas. A pesar de la actitud de algunos, la Revolución se ha fortalecido y como en otros tiempos defendemos nuestros sistema, historia y soberanía.

“Diferente es el escenario, las estrategias de combate también han de serlo; no permitiremos que sean pisoteados ni la bandera ni los símbolos, menos hoy cuando está más vivo el legado de nuestros mambises, próceres, héroes, heroínas y mártires de la Patria.

“Siempre obtendrán la respuesta merecida, la de іPatria o muerte! іVenceremos! Aquí hay Cuba socialista e independiente pa’rato”.

Cuando escribe o escucha la palabra Cuba ¿qué experimenta?

“Cuba: madre patria, compromiso, lealtad infinita, amor incondicional…Con ella, todo; en su contra o sin ella, nada”.

A pesar de las ansias por regresar, para Bárbara, cumplir el deber es lo primero. Ella milita en el Partido Comunista de Cuba desde 1996, tres años después de graduarse con Título de Oro

como integrante del Sexto Contingente Carlos Juan Finlay como Doctora en Medicina en el Instituto de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

Hoy, mientras permanece en Noadhibou, segunda provincia en importancia de Mauritania, esta profesora auxiliar confiesa que le encanta la docencia y se prepara para especialista de segundo Grado.

Cuando este ocho de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, no son pocos los mensajes de gratitud, cariño y admiración.

Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *