Derroteros y prioridades en el curso escolar

gloriaPor Gloria Morales Campanioni

Directivos educacionales en Isla de la Juventud han preparado minuciosamente y emprendido el curso  2012-2013, en correspondencia con las estrategias a seguir para impregnarle al Proceso Docente Educativo la calidad requerida con orden, disciplina y exigencia.

Educacion-cambios

gloriaPor Gloria Morales Campanioni

Directivos educacionales en Isla de la Juventud han preparado minuciosamente y emprendido el curso  2012-2013, en correspondencia con las estrategias a seguir para impregnarle al Proceso Docente Educativo la calidad requerida con orden, disciplina y exigencia.

Especial interés ocupa la formación de valores a partir de los propios contenidos de los programas de estudio, mediante los cuales los maestros, con estilo y técnicas participativas novedosas, motivarán a investigar de la historia nacional y local como esencia del trabajo político ideológico.

En tal sentido el apoyo de la familia resulta primordial; desde el hogar debe contribuirse a que conozcan y respeten los símbolos nacionales; enseñarles a comportarse en cada lugar, incluso en la escuela y la necesidad de preservar la Revolución para no volver jamás al capitalismo y otros elementos que recaen en hombros del educador.

Todo esto no puede ser coherente si no existe en las instituciones una sólida dirección capaz de diseñar, ejecutar y controlar, en las diferentes estructuras, las fisuras que impiden alcanzar eficiencia en la organización escolar, donde el peso de la balanza se lo lleva el tema del ahorro de los recursos humanos, materiales y financieros para evitar gastos innecesarios.

Por eso la atención recaerá en continuar creando una cultura económica en los colectivos para desterrar derroches subsistentes y la costumbre de consumir al margen del valor de los bienes asignados.

Será vital cuidar y controlar los medios bajo la custodia de los centros: mobiliario, libros de texto y cuadernos, uniformes y alimentos; ahorrar energía eléctrica, agua y combustible, además de continuar con el reordenamiento de la red escolar en busca de habilitar más centros mixtos.

En el período lectivo que acaba de comenzar regirá un nuevo reglamento escolar y dentro de las prioridades también está el quehacer con la Lengua Materna por constituir un elemento imprescindible en los procesos de comunicación interpersonal y ser una herramienta para consolidar la identidad de los pueblos, pues mediante el progresivo dominio del lenguaje los estudiantes potencian funciones básicas e insustituibles en el desarrollo de su personalidad.

Aún es incipiente hablar de resultados para la venidera etapa, pero sé que desde ya los objetivos propuestos ocupan la agenda de los directivos educacionales de la Isla porque experiencia hay para convertir debilidades en fortalezas.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}