Derechos que denuncian

El Día Mundial de los Derechos Humanos, este diez de diciembre, lo festejó la Isla de la Juventud de una manera distinta a otros países.

En un complejo escenario internacional, agudizado por la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo yanqui, llegó la fecha que evoca el día en que en 1948 fue aprobada la Declaración Universal.

Este es uno de los documentos más traducidos, pero torcido por al imperio y convertido en letra muerta en muchos países por la desigualdad y la pobreza, a causa de la injusticia, el odio, la xenofobia, la intolerancia contra las minorías y la manipulación del tema como hacen hoy los medios imperiales y sus parlanchines mercenarios contra Cuba, donde esos preceptos no son palabras, sino realidades cotidianas y multiplicadas los 365 días del año.

Sin discriminación alguna, todos los cubanos accedemos a la prestación de servicios básicos de calidad como la Educación, la Salud, la Asistencia y la Seguridad Social, y tenemos el privilegio de contar con indicadores de salud similares a los de los países desarrollados, mientras que la educación tiene carácter universal y es gratuita en todos los niveles de enseñanza.

Aquí, además, continúa fortaleciéndose el carácter democrático de su institucionalidad, con políticas y programas de naturaleza popular y participativa que atesoran la inédita experiencia de la consulta de la nueva Constitución y muchas de sus leyes.

A pesar de la más cruel violación de los derechos humanos que sigue siendo el bloqueo impuesto por 12 administraciones estadounidenses, la nación asegura el desarrollo social y se empeña en elevar la calidad de vida y seguridad ciudadana, con la satisfacción de haber conquistado sus derechos fundamentales, entre los cuales está la dignidad, la libertad plena de las personas y la soberanía.

En plena consonancia con la Declaración y Programa de Acción de Viena, la promoción y protección de tales derechos en esta nación agredida en varios frentes, se basa en el carácter universal, indivisible, interdependiente e interrelacionado de estos preceptos.

Entre abril de 2019 y marzo de 2020 el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos ha causado a Cuba pérdidas superiores a los 5 000 millones de dólares, de los cuales más de 160 millones corresponden al sector de la Salud.

Pero aún en medio de la dura batalla actual por preservar aquí la vida de las personas y recuperar la economía en la difícil lucha contra la Covid-19, los cubanos desde cada familia, comunidad y colectivo defendemos los derechos para todos, por eso no es de extrañar que en diversos lugares de la Isla se realizaran diversas actividades y en escuelas y otros centros convocaran a mítines y otras iniciativas para celebrar oportunidades y privilegios que aquí son patrimonio de todo el pueblo.

Antes de cualquier formulación jurídica o política que tergiversa Estados Unidos, el concepto de derechos humanos hace referencia al sentido de la dignidad humana, y los cubanos disfrutamos igualdad, justicia, respeto a todas las creencias religiosas, sin discriminación, y libertad de opinión y expresión.

Consecuentes con esa libertad se impone denunciar una y otra vez el genocidio del bloqueo estadounidense como la más flagrante violación a los cubanos, al igual que el atropello de ese imperio a sus ciudadanos en su propio suelo, masacrando y matando a su población negra.

Rechazamos la agenda del engañoso golpe blando, conocida como método estadounidense para revertir los procesos y derechos soberanos, que intentan desplegar contra Cuba, condenamos la injerencia extranjera que vulnera el real gobierno del pueblo y repudiamos la manipulación de la cultura e instituciones como punta de lanza para desestabilizar al país y arrebatarnos los derechos conquistados por la Revolución.

Isla de la Juventud Opinión
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *