Cuba Historia

Del Che me llamaron la atención muchas cosas

Lina Vázquez Anderson habla sobre la visita del Che a la fábrica de alambres con púas de Nuevitas. Foto: Orlando Durán H./ Cubadebate.

Lina Vázquez Anderson habla sobre la visita del Che a la fábrica de alambres con púas de Nuevitas. Foto: Orlando Durán H./ Cubadebate.

Nuevitas, Camagüey.- La visita del Che a la fábrica de alambres con púas de Nuevitas no se esperaba y según se dice, explica Lina Vázquez Anderson, el motivo era encontrarse cerca de esa región era contactar con un destacamento militar, asentado en Senado, poblado perteneciente hoy al municipio de Minas.

El Comandante Guerrillero momentos antes descendió  de un helicóptero en esta ciudad y después se apareció en la industria que lleva el nombre de Gonzalo Esteban Lugo.

La dirección administrativa de la fábrica radicaba donde está actualmente el comedor. Ante su presencia comenzó el corre-corre. El Che andaba con un grupo de compañeros y al pararse a la entrada de la instalación, los trabajadores lo rodearon.

Lina tiene una facilidad para reproducir imágenes a pesar de sus 85 años.

“Allí mismo improvisó una conversación. Empezó a hablar de muchas cosas. Yo, como siempre, que pasaba algo tenía mi agenda y empezaba a escribir en taquigrafía. Estaba a un costo de él.

“De pronto me doy de cuenta que lo que escribo no está marcándose en el papel. Me quedé indecisa y no se si es que se percató y sin dejar de hablar hizo un gesto, se metió la mano en un bolsillo, sacó un bolígrafo y me lo extendió. Seguí escribiendo y él hablando…”

Hubo un momento en que Paco Alfonso, administrador de la fábrica le preguntó: “¿Dónde está lo que escribiste y no lo recordaba. “Búscalo, búscalo que es importante”, respondió el directivo.

“Nos cansamos de buscar y nunca supimos para donde cogió la agenda y el bolígrafo. ¡Desapareció! Yo estaba como en el aire, no atinaba a nada. ¿Quién lo cogió? Hasta hoy no le puedo decir. Lo que sí le puedo decir es que lo tengo grabado hasta hoy en mi corazón”.

Foto: Orlando Durán H. / Cubadebate.

Foto: Orlando Durán H. / Cubadebate.

Hizo un paréntesis para recordar que cuando el aniversario 40 de la fábrica estuvieron allí Aleida March y Aleidita y que cuando se terminó la actividad, primero realizaron un encuentro en el museo, fueron para el salón de protocolo de la Empresa de Fertilizantes, donde se efectuó un conversatorio.

San Martín, entonces secretario del Sindicato en la fábrica, introdujo el tema del bolígrafo. Lo narré una vez más.

“A mi del Che me llamaron la atención muchas cosas. Yo lo vi más de una vez, cuando inauguró la fábrica en la primera etapa y en julio de 1964 en la segunda etapa.

“Cuando el ciclón Flora en 1963 llegó a alambre, que estaba inundado en agua. En los talleres el agua daba por la rodilla. El fue directo para los talleres caminando aprisa, empezó a interesarse, no por las máquinas primero, sino por los trabajadores y sus familiares.

“Después fue que empezó a hablar de la seguridad de las máquinas, de la posible afectación y sobre la superación de los trabajadores. No hubo conversación del Che que no se interesara por la capacitación. Expresó que el que no se superara y tuviera el sexto grado en el futuro iba a ser analfabeto”.

Lina casi al final de la entrevista, a petición nuestra, cuenta las ideas principales expresadas por el Che y que anotó en la desaparecida agenda.

“Dijo que la Nuevitas del futuro ni los propios pobladores iban a conocerla, habló del desarrollo que se gestaba, no solo en el país sino de este poblado y la necesidad de prepararse para ello.

“Esa era la tónica y la ética del Che. Te miraba a ti y tu le veía en lo profundo de la mirada salía como un amor, una limpieza, una pureza y de protección a las personas”.

Es tanta la pasión que siente por el Che que cuando tiene una duda o una conducta a definir de algo que no le encuentro salida, piensa en él y hasta habla con él, “no es si es fantasía o la confianza que se tiene hacia una persona y el amor de saber como ha sido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *