De fuego y miel…

Ilustración: Helena Wierzbicki/ “Hazme compañía”

Para describirte son insuficientes las palabras; incluso las frases justas son pocas aún. A ti que dedicas cada segundo de tu existencia a los demás, mujer de mi Patria, de mi Isla, van estas letras.

Y es que a esta islilla siempre joven que te habita, tú también la habitas desde el campo hasta sus coloniales columnas. Eres mezcla de tradiciones, costumbres y modernidad, un ajiaco que hace de ti la amalgama perfecta en un ser humano.

No naufragas, conoces bien el curso de tu barco, descendiente de piratas y corsarios, hija del Pinero que llevó a su destino final al Líder de la Revolución que hace casi seis décadas creó más que una organización, ese mecanismo de adelanto para las féminas llamado Federación de Mujeres Cubanas, único de su tipo en el mundo.

Ya no eres “cosa” devaluada con perspectivas sombrías bajo una cultura patriarcal, sino dama empoderada en la ciencia, la tecnología, el arte, el deporte, la literatura y al frente de importantes procesos. Eres madre, trabajadora, amiga, amante…

Tomas decisiones por ti misma, con tus deseos y límites, centro de tu propia vida; indetenible cual tornado asumes responsabilidades, cuestionas, analizas, no te conformas y avanzas como fuego hacia un futuro color esperanza.

Derrochas miel por todo el alrededor en un mundo cambiante y bajo el intento de dominio del imperio del Norte, mas te creces ante las dificultades porque solo tú marcas camino, libre porque desatando cadenas y con la cabeza en alto has luchado por esa libertad.

Cada mañana al despertar piensa que resurges como el ave fénix, recuerda que no eres víctima, sino sobreviviente, y llevas suficiente tiempo siendo fuerte e invicta.

Hoy te descubro de nuevo, me descubro incluso a mí misma en un entorno libre de violencia que es un derecho, no lujo ni privilegio.

Mujer, sigue escuchando con el corazón. Tú, pinera, que sabes hacer feliz con una mirada, una sonrisa o tu presencia, quédate siempre contigo y con la tierra que soporta los pasos firmes que das cuando de las caídas te levantas.

Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *