Curtido en mil batallas

La 60 Serie Nacional de Béisbol (SNB) será recordada por mucho tiempo debido a los avatares enfrentados como consecuencia del nuevo coronavirus. Directivos, atletas, entrenadores, personal de apoyo y aficionados bregaron duro con el propósito de que la pasión de millones de cubanos retornara a los diamantes.

Para la Isla de la Juventud, en particular, habrá más motivos para no olvidar esta edición, pues cuando cierre sus imaginarias cortinas podría marcar el adiós de otro de sus grandes ídolos, quien a base de entrega, humildad y resultados conquistó el corazón de los pineros y de muchísimos fanáticos en Cuba.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Oriundo de La Fe y veloz sobre el terreno como un corcel, según lo bautizara el narrador Gilberto López Brunet, esta podría ser la última temporada activa para Luis Felipe Rivera Despaigne.

Como es característico en él, lo vimos entrenando fuerte y concentrado en las sesiones de trabajo en el estadio Cristóbal Labra, la disciplina siempre ha sido su prioridad, de ahí sus relevantes resultados en las 24 campañas jugadas hasta hoy.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Con la jovialidad que lo identifica nos contó acerca de sus principales metas y rememoró momentos significativos de su trayectoria.

“Este campeonato será atípico por la situación sanitaria del país, no obstante todos estamos deseosos de jugar.

“La meta fundamental que me he propuesto es tratar de ayudar al equipo a clasificar hacia la postemporada entre los ocho elencos que continuarán peleando por el título.

“Se conoce que esta serie tendrá una estructura diferente a las precedentes y mi intención es aportar el máximo con el objetivo de que las cosas funcionen, los muchachos adquieran más confianza, se desarrollen y tributen a un resultado grande en lo colectivo”.

También pudiera arribar a los 2 000 hits en la inminente justa, sin embargo, aclaró que ello no supondrá una obsesión, primero está el resultado de la escuadra y luego las hazañas individuales.

“Con este formato clasifican ocho, recuerdo las temporadas de 90 desafíos, eran muy similares. Esta me gusta porque se juega más, el país vive una etapa en la cual hay muchos peloteros jóvenes que necesitan jugar para desarrollarse.

“Los Piratas contamos con una mayoría de atletas jóvenes, muchos han participado en los campeonatos del Sub 23, fueron campeones nacionales a base de sacrificio y pueden contribuir con el equipo.

“Siempre les digo que la diferencia entre ambas lides es la competencia. Más allá de las opiniones en la calle sobre elcontraste de calidad entre ambos certámenes, yo les hago ver otra cosa para que enfrenten el torneo con confianza y decoro, porque si fueron capaces de ganar un campeonato en el Sub 23, aquí también pueden rendir, pues en la SNB casi el 50 por ciento son atletas de esa categoría.

“Les hablo sobre la disciplina, eso es lo que proporciona el triunfo, con disciplina haces los ajustes y los logros vienen solos”.

Durante estas más de 20 temporadas defendiendo la camiseta de las Panteras, Santanillas y Piratas, Luis Felipe ha coincidido con varias generaciones y cada una dejó en él una huella imborrable, sin embargo recuerda con especial agrado aquella del final de la década del ’90 en sus primeros pasos por los clásicos nacionales.

“Para mí fue un honor haber coincidido con el grupo de peloteros y entrenadores de esa época, me ayudó mucho, aportó y me dio las herramientas para continuar el camino”.

Dentro de tantos momentos en las series nacionales, escoge como el más especial el subtítulo conquistado en el 2015, cuando cayeron de forma apretada en la final contra los Tigres de Ciego de Ávila.

“Discutir el campeonato siempre fue mi deseo y lo logramos, no pudimos ganar, pero nos sentimos muy felices con ese resultado. En el transcurso de ese certamen transité por algunas dificultades técnicas a la hora de batear y el rendimiento no fue lo que esperaba, no obstante hice los ajustes al final y me sentí muy bien en esa etapa logrando terminar bien en esa SNB”.

Sin embargo el momento cumbre de su carrera fue cuando integró la selección nacional que intervino en el III Clásico Mundial de Béisbol: “Al nivel que se juega en el Clásico Mundial, con peloteros de Grandes Ligas, no es un secreto que la exigencia es muy alta y saber que iba a participar en ese campeonato me llenó de orgullo. Ha sido lo más grande que he logrado como deportista, representar a mi país en un evento de esa magnitud.

“No pudimos pasar a la fase final porque así es el deporte, se gana y se pierde, caímos en aquel juego ante Holanda, pero trabajamos lo mejor que pudimos en el torneo y aprendí muchísimo”.

Su encomiable labor guante y bate en mano lo avalan como uno de los mejores en su posición, sin embargo integrar el equipo Cuba le fue esquivo en sus mejores campañas.

“Creo que por mi desempeño pude haber tenido más oportunidades de formar parte de los elencos nacionales, pero es un tema que no lo decido yo, y seguí luchando siempre, tanto que conformé una selección nacional con 36 años, después de haber tenido temporadas excepcionales y fue con esa edad cuando Víctor Mesa me llamó a la preselección para entrenar e integrar el Cuba”.

Con 43 años recién cumplidos el pasado diez de agosto, Rivera Despaigne afirma sentirse casi a tope físicamente y dejó entrever la posibilidad de un adiós al deporte activo.

“Estoy preparándome con disciplina yconciencia para ver cómo salen las cosas. Aunque aún no lo he decidido, estoy pensando seriamente en dejar de jugar cuando concluya esta justa.

“Me gustaría ser recordado como un pelotero que se entregó siempre por su camiseta, por la Isla y por la disciplina que fue mi principal guía, pues si no hay disciplina no se consigue nada por muy bien que te prepares…, ni en el deporte ni en ninguna esfera”, concluyó.

Aquí la labor de Luis Felipe durante estas 24 Series Nacionales.

OFENSIVA

SN VB C H AVE 2B 3B HR SLU
24 6406 1086 1940 303 313 49 79 404

 

BR CR CI DB BB SO OBP OPS
126 103 726 155 899 918 399 803

DEFENSA

TL E AVE DP TP
14405 125 991 1710 3

 

ESTADÍSTICAS: Ariel y Armando Iglesias Coto

Deporte Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *