Culmina aventura literaria

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Sencilla y casi familiar fue la despedida, pero con un toque único de elegancia que aportaron artistas en formación y otros como la narradora oral Meilim Batista, el Coro Municipal y el grupo de danza contemporánea Índigo; así fue el cierre de la XXVIII edición de la Feria Municipal del Libro en la Isla de la Juventud en la noche de ayer sábado.   Durante casi una semana y luego de las Fiestas Pineras, el territorio se convirtió en jolgorio de las artes donde el protagonista fue el libro. Unido a las muchas presentaciones de títulos, descargas de poesía y trova, ventas e intercambios con autores, se desarrolló un rico programa cultural con la participación de los diferentes centros y consejos de la Cultura. Esta, al decir de la mayoría del os entrevistados, fue una buena Feria y así lo corroboró en la clausura Cira Romero, asesora del Instituto Cubano del Libro.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Ya está llegando a su fin en todo el país. Hemos estado presentes un grupo de escritores, funcionarios del Instituto; hemos compartido durante casi una semana, han sido días de intensa labor, fuimos a muchos lugares y tuve, por ejemplo, la oportunidad de ir al Hogar Materno a presentar y promover libros. Creo que el Centro del Libro ha hecho un esfuerzo enorme por desarrollar una Feria a la altura de nuestros tiempos y que nos enorgullece a todos”.

El patio del Cine Caribe fue nuevamente escenario del más grande suceso cultural en el que participaron escritores y editores de Granma, Camagüey, Villa Clara y La Habana y los nuestros para juntos todos enaltecer la literatura.

Bien describió en sus palabras de cierre la autora y directora de la editorial El Abra, Liudys Carmona, que fue agasajada junto a Áncoras de la Asociación Hermanos Saíz:

“Al parecer todo ha terminado, la enorme colmena de palabras que ha estado revoloteando con sus alas durante cinco días en esta pequeña isla que cabe dentro de otra isla, ha regado sus mieles y  palpado desde su dulzor la inquietante sensibilidad del saber y hemos estado atento porque las vibraciones de cada homenaje, han sido un impulso imprescindible las verdades de unos pocos que consiguen con su espíritu de consagración cultivar la virtud.

“En un solo un libro puede estar la clave, en un libro podemos encontrar el sacrificio y la dignidad, la justicia y la belleza, el camino que escogeré, lo sublime del tiempo, el tiempo que nos atrapa y es el punto giratorio de nuestra existencia. El enigma de la sabiduría persiste a pesar de las dificultades. Y no digo que un libro facilita las cosas, un libro reobliga a meditar, a buscar el tesoro que hay en él y no tiene rostro porque su rostro es el que tú le quieras dar.

“Alimentemos entonces nuestra humildad, la que nos identifica en este mundo de cambios, no dejemos encallada en un instante toda esa energía. Abramos todas las páginas y no dejemos pasar el entusiasmo de esta feria con más de 6 000 ejemplares vendidos, busquemos el equilibrio para no peder la armonía misteriosa de esa gran colmena.

“Dejemos abiertas sus alas para regresar el próximo año con la misma armonía, otros serán los homenajeados, pero nosotros seremos los mismos, los mismos que invadiremos las calles y ansiosos buscaremos el género deseado porque somos los escogidos en esta aventura formidable.

“Gracias a los que lo hicieron posible, a los que nos acompañaron, a los escritores que hacen de las palabras animalitos salvajes domesticados y gracias a los lectores que encuentran en un libro el punto del horizonte que guardan los diamantes”.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

 

Cultura Feria del libro 2019 Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *