Cubanos y pineros en la batalla africana

fidel-agostino-neto-16A miles de millas de África, en este otro lado del Atlántico, a donde los colonialistas enviaron como esclavos a miles de africanos que terminaron incorporados a las luchas por la Patria y dándole color y raíz propia a la cubanía, continuaron sumándose esfuerzos por la emancipación de una región entrelazada para siempre, de forma entrañable, a la historia nacional, personal y familiar de los cubanos.

fidel-agostino-neto-16

A miles de millas de África, en este otro lado del Atlántico, a donde los colonialistas enviaron como esclavos a miles de africanos que terminaron incorporados a las luchas por la Patria y dándole color y raíz propia a la cubanía, continuaron sumándose esfuerzos por la emancipación de una región entrelazada para siempre, de forma entrañable, a la historia nacional, personal y familiar de los cubanos.

Aún más para los que vivimos en la Isla de la Juventud, pequeño territorio del suroccidente cubano donde nació hace 35 años una página tan inmensa como inédita de solidaridad con los hijos de ese continente con decenas de escuelas internacionalistas para los hijos de muchos pueblos del empobrecido continente y de otras naciones del orbe, donde hoy florece esa cosecha.

Pero antes de esa experiencia cultivada aquí por iniciativa de Fidel desde finales de los años 70, los cubanos protagonizamos con sangre, sudor, dedicación y amor capítulos inolvidables devenidos hermosos y cercanos antecedentes de esa ayuda desinteresada y altruista que coloca para siempre a Cuba en los libros de historia de otras zonas y del mundo en su batallar por un futuro mejor.

LAS PRIMERAS BRIGADAS MÉDICAS

La ayuda sanitaria, por ejemplo, extendida hoy a decenas de naciones del conglomerado, comenzó en 1963 con el envío de brigadas médicas a Argelia, compartiendo los escasos profesionales disponibles entonces.

Como recordó Raúl Castro, “fue precisamente el Che quien en un intenso recorrido por numerosos países africanos y a través del contacto directo con las más relevantes, progresistas y revolucionarias figuras del Continente, apreció con su excepcional sensibilidad el fermento emancipador que se agitaba en la mayor parte de los estados que recién habían alcanzado su independencia y aún más en aquellos sometidos todavía al yugo colonial”.

CheI-Congo1965

El 24 de abril de 1965 se inició esa epopeya en la que hasta el 25 de mayo de 1991, luego del regreso victorioso a la Patria, empuñaron sucesivamente el fusil 381 000 oficiales y soldados cubanos, según revelara Jorge Risquet Valdés, quien iba al frente de la columna que actuaría en el Congo ex francés, en apoyo a su gobierno progresista y colaborar con el MPLA en el Segundo Frente Guerrillero de Cabinda, y en la creación de fuerzas para el Primer Frente al norte de Luanda, además de abrir el Tercero en la frontera con Zambia, paralelamente a los guerrilleros comandados por el Che en impulso a la lucha de Patricio Lumumba en el Congo ex belga, mas, la falta de condiciones subjetivas hicieron zozobrar aquella fase inicial.

EPOPEYA AFRICANA

angola_cubaEn el combate internacionalista ofrendaron su vida más de 2 400 de ellos, la mayor parte en tierras angolanas, donde finalmente y tras larga lucha por más de un cuarto de siglo de pueblos nativos, se rechazaron a los invasores sudafricanos, consolidó la independencia de Angola, se forzó la de Namibia y fueron derrotados el colonialismo y el régimen racista del apartheid en el cono sur africano, con lo cual se transforma la correlación de fuerzas.

Más de mil 750 combatientes de la entonces Isla de Pinos, en su mayoría jóvenes, cumplieron misión en la patria de Neto, Etiopía, Guinea Bissau, Mozambique, el Congo y Cabo Verde.

A 23 ascendió el número de pineros caídos en combate, desde aquellos primeros en los duros enfrentamientos del frente Sur en diciembre de 1975, sin imaginarse que poco más de un año después su ínsula se poblaría de escuelas en el campo que dieron cuidado, estudio y esperanza, entre otros muchos niños y jóvenes, a los refugiados namibios sobrevivientes de la masacre ocasionada en Cassinga por los racistas sudafricanos, en mayo de 1978.

A finales de 1977 llegan los primeros estudiantes africanos, pero no fue hasta el 78 que se generaliza la singular experiencia, justo en el año en que se proclama aquel dos de agosto la Isla de la Juventud.

El programa de alfabetización Yo sí puedo, diseñado en Cuba, se aplica en varios países de África subsahariana, que optaron por este método que abarata los requerimientos de la campaña y hace asequible la erradicación del analfabetismo, incluso en naciones muy pobres y de altos índices de ese flagelo.

Los cubanos también contribuyeron a formar Facultades de Medicina en Gambia y Guinea Ecuatorial, y apoyan con profesores de esa rama a varios países, entre ellos Etiopía, Uganda y Sudáfrica.
La mayor de las Antillas mantiene relaciones diplomáticas con más de 50 países africanos y de cooperación con casi todos. Aunque el peso mayor está en salud y educación, la asistencia también abarca deportes, construcción, agricultura y planificación física, entre otras esferas.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}