Cuba salva, sana y siembra futuro

Desfile del 1ro de Mayo en la Plaza de la Revolución, presidido por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del PCC y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
Foto: Juvenal Balán

Desde el próximo lunes, Cuba iniciará la nueva normalidad, tras meses de una realidad sumamente desafiante de combate a la pandemia, a la agresividad del bloqueo de Estados Unidos y sin cejar en el empeño de avanzar en la estrategia económica y social, informó este jueves  el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el programa televisivo Mesa Redonda.

Son tiempos retadores, donde las luces del pueblo unido han develado nuevamente las fortalezas que nos definen ante el mundo y que no pueden obviar ni siquiera los más incrédulos.

«Sentimos que es un momento donde hay una abundante muestra de heroísmo cotidiano de nuestro pueblo, donde se observa la perseverancia, la voluntad que se opone al desgaste y al cansancio después de siete largos meses», afirmó Díaz-Canel, y reconoció la labor de los científicos, laboratoristas, técnicos, médicos, enfermeros, trabajadores de la Salud y todos los que han apoyado esta batalla frente al nuevo coronavirus en hospitales y centros de aislamiento, entre ellos, los jóvenes.

En esta lucha por la vida emergieron los más hermosos valores de nuestra sociedad. La solidaridad, la entrega y el sacrificio, la vocación y el placer en darse a los demás, fueron causa común dentro y fuera de fronteras.

«Inspira mucho que gente común, que gente de nuestro pueblo, ha arrimado el hombro para mantener lo imprescindible funcionando, porque saben que de eso depende la vida de sus compatriotas», destacó el Jefe de Estado.

Recordó una frase de la serie televisiva LCB: La otra guerra, que evoca la lucha contra bandidos, como obra audiovisual que «nos ha hecho mirar desde la historia nuestras profundas e íntimas reservas morales». «Yo no fui un héroe, pero estaba allí», sentencia el personaje en una de las escenas. De acuerdo con Díaz-Canel, esta frase «honda y bella» define «al que acompañó y animó, al que creyó y confió, y también, sobre todo, al que luchó y enfrentó esta pandemia que aún nos acosa».

Reiteró que son momentos de «potenciar la buena voluntad por hacer, la energía para crear y la unión de propósitos para vencer». En nombre del General de Ejército Raúl Castro Ruz, del Partido y del Gobierno, reconoció a las personas que han tributado al «milagro de la resistencia cubana, con sus realizaciones, sus aportes, con todo lo que es bueno y da luz en medio de esta compleja situación, que no es la primera ni será la última que demande esfuerzos ­y sacrificios colectivos. Con ellos y gracias a ellos, Cuba está a la vanguardia de la pelea por hacer un mundo mejor posible, después de la tragedia de la pandemia».

Este lunes, nos adentramos en la nueva normalidad, gracias al esfuerzo y los resultados alcanzados por todo un pueblo, y al mismo tiempo, continúa exigiendo de nosotros retos en materia de responsabilidad ciudadana.

«Para un pueblo como el nuestro, unido sólidamente en torno a la soberanía y la independencia de la nación, que encontró en el socialismo su propio camino a la prosperidad sin exclusión y a la sostenibilidad indispensable a la supervivencia planetaria, hay retos y desafíos enormes, pero no hay imposibles. Todo lo podemos vencer, todo lo podemos conquistar», expresó el Presidente cubano.

Sostuvo que «cada día es una oportunidad para probar que sí se puede, como nos enseñó Fidel, como nos probó Raúl, como estamos demostrando todos. Ya nada ni nadie podrá detenernos. El amor por Cuba nos une y nos moviliza, y ese amor nos salvará.

«Todo pensamiento en este momento es una semilla. Pensar como país es sembrar el futuro. Hoy Cuba salva, sana y siembra futuro. Cuando falten otras razones, siempre se impondrá la certeza de que un mañana para Cuba depende absolutamente de que construyamos juntos el presente hoy, aquí y ahora», concluyó.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *