COVID-19 en el mundo: Londres infectará a voluntarios con coronavirus para probar vacunas

Estos estudios comenzarán el próximo enero. EFE/EPA/Sergei Ilnitsky

El Reino Unido llevará a cabo unos ensayos con voluntarios sanos que serán infectados deliberadamente con el virus de la enfermedad de la COVID-19 para conocer la efectividad de vacunas en experimentación, revela el Financial Times (FT).

Estos estudios, financiados por el Gobierno británico, empezarán el próximo enero en una instalación segura en el este de Londres, donde los voluntarios permanecerán en cuarentena, según pudo saber el periódico económico de fuentes conocedoras del proyecto.

Los investigadores a cargo de estas pruebas han resaltado que éstas tendrán una labor vital a la hora de conocer las mejores vacunas de la covid-19 en desarrollo.

Según el estudio, un voluntario será inoculado con una vacuna y, un mes después, recibirá una dosis de SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad de la COVUD-19, pero bajo estricto control médico.

Se estima que unas 2.000 personas ya se han apuntado para participar en estas pruebas en el Reino Unido.

El FT recuerda que este tipo de ensayos no son nuevos ya que en 1796 el médico Edward Jenner, llamado “el padre de la inmunología”, inoculó a un niño de ocho años con la vacuna de la viruela, que él mismo había desarrollado, mientras que en los últimos años se ha recurrido a esas pruebas para el desarrollo de vacunas y tratamientos contra la cólera o la malaria.

Dominic Wilkinson, profesor de ética médica en la Universidad de Oxford, ha señalado que cuando el mundo afronta “una amenaza global sin precedentes como la covid, es un imperativo ético llevar a cabo estos estudios controlados para ayudar a desarrollar una vacuna y después identificar la mejor de las vacunas”.

Los ensayos, no obstante, tendrán que recibir antes el visto bueno de la agencia reguladora británica sobre fármacos, conocida con las siglas MHRA.

Rusia suministrará su fármaco a varios países de A. Latina

Por otro lado, Rusia suministrará su fármaco contra la COVID-19, registrado bajo el nombre de Afivavir, a otros 17 países, entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Colombia y otros más de América Latina, informaron este jueves las autoridades.

El Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR) indicó en un comunicado que el primer antiviral contra el coronavirus registrado en Rusia también será exportado a El Salvador, Honduras, Panamá, Paraguay y Uruguay. Además, el medicamento, que ya está disponible en los centros médicos de Rusia, se enviará a Arabia Saudí, Serbia, Emiratos Árabes Unidos y Sudáfrica. Anteriormente, Afivavir ya fue suministrado a Bielorrusia, Bolivia, Kazajistán, Kirguistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

Las autoridades esperan la llegada de Afivavir a las farmacias rusas en octubre de este año. El precio del medicamento será aproximadamente de 8.000 rublos (unos 100 euros), según adelantaron los medios rusos.

Unión Europea en alerta ante aumento de casos de coronavirus

“Con algunos Estados miembros experimentando cifras de casos más elevadas que durante el pico de marzo, está meridianamente claro que no hemos superado la crisis”, ha alertado la comisaria de Salud, Stella Kyriakides.

Este jueves la Comisión Europea y el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) han dado la voz de alarma sobre la situación de la pandemia de coronavirus en el continente.

Los dos organismos han advertido de que la situación epidemiológica actual supone un riesgo “creciente” para los grupos más vulnerables y para los trabajadores sanitarios y han exigido una actuación “inmediata y específica” para atajar el “preocupante” aumento de los casos en Europa.

“Estamos en un momento decisivo y todos tienen que actuar con decisión y utilizar las herramientas que tenemos. Esto significa que todos los Estados miembros deberían estar preparados para desplegar medidas de control inmediatamente y en el momento adecuado. Puede ser nuestra última oportunidad para evitar una repetición de la última primavera”, ha alertado la comisaria de Salud, Stella Kyriakides.

Durante una rueda de prensa, el ECDC ha destacado la importancia de que los países miembros “desplieguen todas las medidas necesarias” en cuanto se detecte “la primera señal de nuevos brotes” y ha señalado, en un informe de riesgo actualizado, que para ello es vital que se aumente la capacidad de pruebas diagnósticas y el rastreo de casos, así como la mejora de los recursos de vigilancia de salud pública, garantizar el acceso a equipos de protección personal y asegurar el refuerzo del sistema sanitario.

“Con algunos Estados miembros experimentando cifras de casos más elevadas que durante el pico de marzo, está meridianamente claro que no hemos superado la crisis”, ha dicho Kyriakides, en referencia a países como España, que actualmente está sumando más de 10.000 positivos diarios a su cifra de casos acumulados, que ya roza los 700.000.

La directora del ECDC, Andrea Ammon, ha señalado que hasta la llegada de una vacuna segura y efectiva, los test rápidos y las cuarentenas “son algunas de las medidas más efectivas para reducir la transmisión”. Sin embargo, también ha advertido de que la distancia social, el uso de mascarillas y el lavado de manos “no son suficientes para reducir o controlar” la propagación del virus, por lo que ha instado a reforzar los recursos de los sistemas sanitarios.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *