Cosecha pobre exige máxima eficiencia

Foto: Yesmani Vega Ávalos.

El mango, esa fruta jugosa y sabrosa que deleita a los cubanos en la primavera, no será tan abundante este año, así lo pronosticaron los especialistas que sí creen en el cambio climático e hicieron investigaciones pertinentes en los campos.

Conocer cómo se enfrentará la inusual campaña en comparación con los últimos años fue el objetivo del equipo del periódico Victoria para trasladarse hasta la Unidad Estatal Básica (UEB) de Cítricos y Frutales, de la empresa agroindustrial Jesús Montané Oropesa, ubicada a unos diez kilómetros al sur de la capital pinera.

Dejemos a los hombres y las mujeres encargados de esta necesaria labor informar sobre cómo pretenden mantener la fruta en el mercado y las mermeladas y jugos durante todo el año, siempre bien recibidos para mitigar un calor casi perenne los 12 meses.

COSECHAR HASTA EL ÚLTIMO MANGO

Con Miguel Pileta Prades, jefe de Producción en funciones, vamos hacia las plantaciones, donde se realizan los primeros cortes, sin dejar de indagar lo que acontece.

“Este año nos preparamos bien para enfrentar de manera eficiente la falta de frutas, con el propósito de acopiar hasta el último mango, incluidos los existentes en lugares silvestres como riberas de arroyos, hasta allí nos movilizaremos”.

En esta oportunidad utilizarán cámaras desverdizadoras, lo que posibilitará evitar pérdidas por goteo y robos.

“Con este procedimiento al cortar el mango hecho y no maduro, se garantiza en 72 horas su procesamiento industrial y la distribución a la población”.

La utilización de yuntas de bueyes para extraer los palés del campo ha compensado hasta ahora la falta de combustible y así no parar la contienda.

EN LA FINCA AGROPECUARIA

Por la finca agropecuaria perteneciente a esta UEB empezó la presente etapa de recolección, allí junto a sus seis finqueros nos recibe su jefe, Carlos Mendoza Reyes.

“Los rendimientos no serán los de años anteriores, por eso hemos adoptado la medida de acopiar por variedades, esto nos proporcionará mayor calidad y evitar las pérdidas”.

Luego de resaltar la buena organización de esta zafra y el apoyo recibido en fuerzas adicionales cuando es necesario, ratifica el compromiso de llegar a las 27 toneladas, de las cuales más de 18 ya están en la industria.

Por su parte Israel Rubio Tamayo, hombre de vasta experiencia en estos menesteres, habla de la existencia de los aseguramientos, como el agua fría en las plantaciones, indispensable dado el intenso calor, y la merienda en el momento preciso.

Refiere que han tenido todo el tiempo los tractores, carretas y palés para poder entregar a la industria el mismo día y de los incentivos salariales que solo en el semestre anterior les reportaron un promedio de más de 1 500 pesos.

Pero en la finca no solo se siembra mango, en su objetivo por abastecer a las unidades sementan también frutas como piña, guayaba, entre otros cultivos.

Ver el entusiasmo y la decisión de estos hombres por materializar las metas fijadas nos permite asegurar que los pineros podrán hacer sus batidos y jugos para refrescar en una etapa veraniega que se antoja muy calurosa.

Isla de la Juventud Opinion
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *