Copextel también contra la covid

Robert Luis tuvo a bien agradecer a los trabajadores de Copextel por su trabajo en el América Lavadí Arce. Foto: Kathering Barrera Carrillo

A sus diez años Robert Luis García Carrillo sintió el más grande miedo de su corta vida. Él, como sus padres y hermana, tuvo que ser recluido en el centro de aislamiento América Lavadí Arce por sospecha de covid-19 y aunque los resultados de todos fueron felizmente negativos, en buena medida la televisión lo ayudó por esos días a no pensar tanto en el posible contagio.

“Ahí no hay nada que hacer. Debíamos estar en el cuarto y ver la programación me distraía. Sé que dos o tres semanas antes de llegar a ese lugar unos técnicos habían ido a arreglar las antenas y los televisores para que las personas pudiéramos entretenernos”.

Fue ardua, más no imposible, la tarea en la Fladio Álvarez Galán.
Foto: Marcia Soto Pompa (*)
Fue ardua, más no imposible, la tarea en la Fladio Álvarez Galán.
Foto: Marcia Soto Pompa (*)

Los “técnicos” en cuestión no eran otros que trabajadores de la División Territorial de Copextel, quienes desde su función contribuyen en la lucha que libra la Isla contra el nuevo coronavirus. Durante estas jornadas realizan acciones de mantenimiento y reparación a equipos de instituciones priorizadas como los centros de aislamiento.

“Debido a la compleja situación del Municipio durante esta etapa de rebrote hemos cumplido esa tarea, además del servicio a empresas con las cuales tenemos contrato. Hay 13 compañeros encargados de los trabajos. Ya realizaron el montaje del sistema de antenas para la televisión en el América Lavadí Arce (la 30) y en el preuniversitario José Maceo Grajales. En la Fladio Álvarez Galán arreglaron bebederos y cocinas que estaban para darles baja, pero gracias al ingenio de nuestros trabajadores fueron recuperados y puestos en funcionamiento”, explicó Marcia Soto Pompa, comunicadora institucional de la División.

ECHAR MANO DE LA INVENTIVA

La búsqueda de alternativas es una constante en el quehacer del colectivo de Copextel. El movimiento de innovadores y racionalizadores es el apoyo vital para hacerle frente a la obsolescencia tecnológica. La adaptación de piezas y otras ideas hicieron posible un ahorro considerable de dinero al recuperar  hornos, un sartén volteable, un hornillo y dos marmitas.

Enorme satisfacción contribuir con el buen funcionamiento del centro de aislamiento, dijo Jochy. Foto: Marcia Soto Pompa (*)

José Luis Leyva Rivas (Jochy), técnico de refrigeración, climatización y gastronomía junto a otros especialistas fueron los autores de esa proeza.

“Llevaban cuatro años desechados y la verdad es que al personal de la cocina se le hacía muy difícil trabajar. Se le atrasaba el almuerzo y el resto de los horarios por no tener las condiciones necesarias. Nos dimos a la tarea de quitarle a los fogones el sistema eléctrico y montarle otro. Les adaptamos válvulas, chisperos e hicimos los quemadores nuevos.

“No tenemos personal para esta parte de la gastronomía, pero con el conocimiento que tenemos y mucho ingenio echamos pa‘lante”.

Hasta hace pocos días el área donde se encuentra emplazada la División estuvo en cuarentena, por ello la población no pudo
–durante algunas jornadas– beneficiarse de sus servicios. Ahora volvieron a abrir para los clientes residenciales e incluso con una buena nueva, la reinauguración de su local con mejores condiciones en el bodegón de La Fe para el arreglo de televisores de ese poblado y zonas aledañas.

Aparejado a lo anterior continúan sus compromisos del año con entidades pineras como Recursos Hidráulicos, Finanzas y Precios, el Mintur, Industrias Locales…, para lo cual cuentan con un personal calificado y de experiencia para diseñar proyectos, instalar y poner en marcha equipamientos, dar asistencia técnica y revisar y efectuar diagnósticos, al igual que comercializar productos no alimenticios, tanto importados como adquiridos en el mercado nacional.

Su accionar está presente en casi la totalidad de los sectores de la economía y constituye un puntal dentro de programas de la Revolución y otros priorizados como la informatización de la sociedad.

Sus hombres y mujeres se saben útiles y revierten su compromiso, ese que tienen con el pueblo y el territorio, en una mayor calidad en la atención y sus servicios.

(*) Comunicadora institucional de la División Territorial de Copextel

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *