Continúan pineras proceso hacia el X Congreso de la FMC

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Animadas por la idea de transformar el quehacer de la organización, hacerla más parecida a los tiempos actuales y con una mayor participación juvenil, integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) del bloque 25, delegación número uno, en la Isla de la Juventud desarrollaron la asamblea de base previa a su X Congreso, cuya celebración está prevista para marzo de 2019.

Allí las federadas bajo el lema “Fidelidad, unidad y compromiso” demostraron la pujanza de la mujer en el barrio con un serio debate en torno a las problemáticas que causan las actitudes negativas, indisciplinas sociales y delitos, el conformismo, la apatía y el deficiente vínculo con las familias que requieren de atención diferenciada.

Se pronunciaron, además, a favor de la unidad imprescindible para el correcto y eficiente funcionamiento de la organización en la base, enfatizando que “cada federada debe ser un bastión del trabajo social y la historia, activismo del barrio, combatividad y labor con las nuevas generaciones y las familias”, como bien alertó la experimentada Niquinilda Marín Madregal.

Las asambleas X Congreso de la FMC iniciaron el 15 de marzo en las delegaciones de todo el país y en esta en particular –como ha sido objetivo de ese proceso orgánico– se fortaleció la estructura del ejecutivo, donde por voto directo fueron ratificadas como su secretaria general Yinexi Rodríguez Ramos, y del bloque, Teresa Silva Ricardo, electas además como precandidatas a delegadas de tan importante cónclave.

A la par de otra importante tarea como el apoyo al debate del Proyecto de Constitución, las federadas pineras realizan el balance de los últimos cinco años, con énfasis en su labor para incorporar a las mujeres al proceso de actualización del modelo económico, según informó Maritza Garoz Mojena, miembro del Secretariado Municipal de la Federación.

Garoz Mojena, quien compartió con las féminas durante esa reunión, realizó un llamado al enfrentamiento de todo lo que daña el sistema social cubano y destacó que “estas asambleas en el barrio constituyen el paso más importante del Congreso, por la importancia de sus planteamientos en virtud del desarrollo de la organización”.

 

Otras de la Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *