Continúa Díaz-Canel visita de trabajo a Guantánamo (+Fotos)

El presidente cubano evaluó la situación de la vivienda en la provincia de Guantánamo. Foto: Estudios Revolución.

Como parte de su visita de trabajo a la provincia de Guantánamo, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez llegó antes de las ocho de la mañana a la escuela de música “Antonia Luisa Cabal”, nombre que debe a una maestra de maestros en esta zona del país.

Aquí se forman 190 estudiantes en 17 especialidades; la mayoría de nivel elemental y medio y unos 11 instructores de Arte. Díaz-Canel, quien dedicó uno de sus tweets habituales de la mañana al sexto Grammy de la carrera del pianista y compositor Chucho Valdés, destacando sus valores, escribió en el libro de visitas su reconocimiento al prestigio de la escuela guantanamera de música y los animó a mantener y desarrollar las “semillas de la futura vanguardia artística cubana”.

En su díalogo con Evelio Pérez, director de la institución, y con los estudiantes presentes en el momento, el presidente se mostró como un indudable conocedor de la enseñanza artística, particularmente de la música.

Por eso dio mucha importancia al plan de dos edificios aledaños a la edificación principal, uno ya en terminación, pero el segundo sin comenzar, donde se ubicarán los cubículos indispensables para la educación especializada. Actualmente, los estudiantes tienen que moverse a las instalaciones de la antigua EVA que ahora forma parte de la sede de la Universidad de Guantánamo, para esa parte fundamental de su formación.

Posteriormente, Díaz Canel, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, el ministro de la Construcción René Mesa, la directora nacional de la Vivienda y las principales autoridades de Guantánamo, evaluaron la situación de la vivienda en la provincia en diálogo directo, con los presidentes de las 10 asambleas municipales.

Guantánamo tiene en regular y mal estado el 49 por ciento de su fondo habitacional y ha avanzado seriamente en su programa de construcción y rehabilitación de los inmuebles dañados por ciclones devastadores como el Matthew, aunque quedan pendientes más de 4.000 de los 8.444 derrumbes totales. Se considera que necesitaría como mínimo cinco años para resolverlo totalmente.

El ritmo de construcción de una vivienda por día parece alcanzable hoy en Guantánamo y sería superior al propio plan anual del territorio, pero las industrias locales que ya existen en los 10 municipios solo garantizan materiales de construcción, no las llamadas producciones de plástico, indispensables para el completamiento de las obras.

El Comandante Ramiro Valdés reclamó a los asistentes la búsqueda de soluciones locales también en esos rubros deficitarios y, refiriéndose a los apoyos que demandan los subsidiados, dijo que hay que trabajar el tema también socialmente.

En su opinión, con los subsidios, la política de la vivienda no solo beneficia a personas de escasos recursos, también fortalece la solidaridad y la fraternidad como valores de la sociedad cubana, al movilizar el respaldo de compañeros y vecinos.

A propósito, Díaz-Canel insistió en que la política de vivienda aprobada por el país defiende la calidad como principio: “Todo lo que hagamos tiene que ser siempre mejor que lo que teníamos”, y cuestionó algunos errores como ciertos proyectos de bajo costo que han terminado siendo más costosos que las inversiones tradicionales.

Por su parte, el ministro de la Construcción declaró a Cubadebate que Guantánamo es una de las cuatro provincias que mejor trabaja en el área de la vivienda en el país.

Presidente cubano de visita a la provincia de Guantánamo. Foto: Estudios Revolución.

Díaz-Canel recorrió centros educacionales en la provincia. Foto: Estudios Revolución.

Presidente cubano recorre centros educacionales en la oriental provincia. Foto: Estudios Revolución.

Recorrido del mandatario cubano. Foto: Estudios Revolución.

Díaz-Canel conversó con estudiantes en Guantánamo. Fotos: Estudios Revolución.

Presidente cubano conversa con estudiantes guantanameros. Foto: Estudios Revolución.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *