Construir, palabra de orden en Isla de la Juventud

Foto: Gerardo Mayet Cruz

“La construcción de viviendas es fundamental dentro del Plan de Desarrollo Integral junto con la Agricultura y se le da especial atención a nivel de país. La Isla está entre los de mejor situación del fondo habitacional de Cuba, pero somos de los que menos construimos; mientras en otros territorios se hacen más de 1 500 casas anuales nosotros estamos pasando trabajo para hacer las 227 planificadas este año.

“Para el 2019 tenemos un plan de 106 viviendas y si ahora en noviembre no hemos llegado a esa cifra cómo lo vamos a lograr para el próximo año. Hay que doblegar los esfuerzos, trabajar con estilo de contingente, rendir y aprovechar más la jornada laboral, llevar los recursos a las obras en tiempo y forma, cambiar la mentalidad porque la construcción no perdona el tiempo perdido y al final la población es la más afectada”.

Estas reflexiones de la ingeniera Martha Virginia Abreu Correa, la máxima autoridad de la Dirección Municipal de la Vivienda (DMV), reflejan la situación actual del sector, el cual depende en gran medida del trabajo de proyectistas, especialistas del Instituto de Planificación Física, los constructores, las producciones de materiales, entre otros factores que intervienen en el proceso de erigir paredes y montar un techo.

Por su impacto social, económico y político en una isla que se regenera y desarrolla con el apoyo del Gobierno, el Victoria se enrumbó en la fabricación de domicilios y sus proyecciones para el próximo año.

DEL PLAN AL CONCRETO

La reparación y mantenimiento de los 632 edificios multifamiliares existentes en el territorio a través de los programas de rehabilitación integral, conservación, impermeabilización, sustitución de redes hidráulicas, entre otras, así como la política del subsidio y la construcción de viviendas constituyen los pilares fundamentales de un plan económico que se traduce en bienestar y calidad de vida de sus habitantes.

Desde el 2012 que comenzó el sensible proceso de los subsidios 132 familias pineras se han beneficiado con una casa nueva, que responde a afectados por ciclones y personas necesitadas con poca solvencia económica. “En este año hemos terminado al cierre de octubre 38 células básicas por este concepto, es un programa que cuenta con todos los recursos, es solo ir a los puntos de venta y buscar los materiales”, acotó la ingeniera Marta V. Abreu.

“Pronosticamos para el 2019 levantar 143 moradas, de esa cifra muchas ya están en inicio de desarrollo –prosiguió la directiva- y aunque es un reto grande confiamos en dar respuesta a todos los subsidios pues los niveles de producción local deben seguir elevándose, y solo nueve renglones (como el acero, los juegos de baño, los azulejos, etc.) vienen del país.

El colectivo de prefabricado es decisivo para la construcción de viviendas
Foto: Gerardo Mayet Cruz

“Las soluciones para los techos serán las cubiertas ligeras, con losas doble T y aprovechar los módulos Sandino que son más fáciles y rápidos para su construcción, a la vez que ahorra cemento, madera para el encofre y otros recursos. Tenemos hoy una unidad de prefabricado competente y hay que explotarlo y llevar todos los materiales a los puntos de venta para que la población pueda construir por las vías que prefiera”, precisó Abreu Correa.

Ahora, adentrándonos en “el arroz con pollo”, como se dice en el argot popular, en la Isla se construyen domicilios a diario según el cronograma de la dirección municipal, de manera lenta y discreta como muestran los números, pero se avanza. De 227 se han construido hasta el décimo mes del año 88 viviendas y se trabaja en disímiles obras como la comunidad Lino Figueredo, los edificios del Cuncuní, la edificación 202 de Patria, las facilidades temporales como albergue de tránsito y en rehabilitaciones y conservaciones a edificios multifamiliares.

“Prevemos terminar 71 viviendas en estas semanas que quedan del 2018. Y tenemos que poder porque hay un chequeo permanente a las obras y estamos buscando alternativas para adelantar lo más posible. El Micons está trabajando en el asentamiento de la 20 para un total de 24 apartamentos, además de las siete facilidades que se están construyendo de mampostería, con techo de zinc, mesetas y habitación de uso múltiple.

La obra del Cuncuní, en Sierra Caballos, está en su etapa final
Foto: Gerardo Mayet Cruz

“El edificio del Cuncuní, con ocho viviendas confortables en Sierra Caballos es la fabricación más importante en la que labora actualmente la unidad de Mantenimiento a Inmueble y también en la terminación del situado en Patria. Ambas entidades constructoras son las encargadas además de las rehabilitaciones, impermeabilización y conservaciones de los edificios”, subrayó la máxima representante de la Vivienda aquí.

El levantamiento de dos edificaciones de ocho apartamentos en calle 32 esquina 43 en Nueva Gerona y el otro en Cocodrilo, que debieron erigirse antes de culminar el 2018, comenzarán sus obras para enero próximo debido a problemas objetivos y subjetivos presentados en el actual período. “Es lo más fuerte que nos va quedando –precisó la ingeniera- y pienso que si nos ordenamos bien y tomemos conciencia de que debemos proyectarnos de conjunto, podemos lograrlo.

“Tenemos un compromiso con el presidente Miguel Díaz-Canel de en el plazo de dos años y medio recuperar y dar respuesta a los 390 afectados por ciclones que quedan, esa es la prioridad”, dijo.

RESANANDO PRODUCCIONES

Distintos factores incidieron en el atraso de las ejecuciones planificadas, pero los que más se manifiestan son la carencia de fuerza calificada y la poca disponibilidad de equipos y sus consiguientes roturas, además de la inestabilidad de materiales y las semanas de lluvia que inundaron el territorio.

Así lo comunicó la ingeniera: “Este año solo han entrado cinco patanas de cemento, siendo insuficiente para el programa de la vivienda, y si le sumamos las afectaciones con la arena, el recebo, la fuerza calificada… No estoy justificando, a mí me toca exigir que se cumpla con calidad para mover el presupuesto asignado y desarrollar las inversiones propuestas”.

Rubisney Hernández
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Rubisney Hernández Valencia, director general de la Empresa de Materiales de la Construcción en el Municipio informó que de un plan de 10 mil metros cúbicos produjo hasta octubre 9 228 metros cúbicos, renglón a sobrecumplir sin dificultades al finalizar el 2018.

 

 

“A inicios de año tuvimos afectación de arena lavada debido a la sequía, pues la presa Cristal se sometió a una reparación y afectó el abastecimiento del agua a la planta y por consiguiente no se pudo producir. Estuvimos limitados los primeros cinco meses pero después nos recuperamos y comenzó la producción de manera intensa. Incluso logramos sacar más de 600 metros de arena lavada y venderla a varias provincias como Santiago de Cuba y La Habana, así como a Cayo Largo del Sur”, precisó el directivo.

Abundio Rodríguez
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Está afectada también la producción del recebo (carbonato de calcio) que se procesa en la fábrica de caolín, material que golpea por su ausencia en la obra del Cuncuní, según Abundio Rodríguez González, el ejecutor de dicha construcción.

 

 

 

Al respecto, Rubisney Hernández acotó: “se debe a las constantes roturas del equipo en el período de seca y luego las limitaciones que presenta en el tiempo lluvioso por ser un producto de intensa humedad, lo que dificulta molerlo en estos meses. De 5 mil toneladas en plan prevemos cerrar con dos mil”.

Julio César Donatien
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Por otra parte, la unidad de Prefabricado, a cargo de Julio César Donatién Despaigne, a pesar de sus constantes roturas de equipamiento, moldes deteriorados y dificultades con los recursos, está en función de producir todo lo concerniente al programa de la vivienda, para el cual cumple con lo solicitado.

“Estamos inmersos ahora con las escaleras, mesetas y otros elementos de la comunidad de la 20; los edificios del Cuncuní nos está demandando un nivel de Sandino, en los de Cocodrilo y calle 32 y 43 en Gerona, también trabajamos en pasos de escaleras de edificaciones multifamiliares que están dañados, entre otras obras.

“En saludo al cinco de diciembre, Día del Constructor, ya estamos inmersos en las proyecciones del próximo año y convocamos a todos los inversionistas con contratos con nosotros a revisar las propuestas para saber lo que tenemos para hacer el venidero año. Estamos en condiciones de responder a todo el sistema de vivienda”, refirió Donatién Despaigne.

Y prosiguió: “Para el 2019 vamos a ampliar capacidad, para ello estamos reparando moldes, haciendo un trabajo de sostenibilidad al bachiplán, capacitando a nuestra fuerza de trabajo, dando mantenimiento a la planta y su tecnología pues en todas las visitas del Presidente y el Comandante Ramiro Valdés se nos ha pedido dar solución a las construcciones habitacionales que en 2019 tendrá un gran impulso y augura ser bastante intenso para nosotros”.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

PROYECCIONES INMEDIATAS

La dirigente de la DMV notificó de las documentaciones en las cuales trabajan ahora para tener al cierre de diciembre las permisologías en aras de comenzar las construcciones a principios del 2019, de los primeros nueve edificios de dos plantas en el consejo popular Delio Chacón, donde se proyectan 16 inmuebles, además de los individuales.

“El IPF está trabajando en lo concerniente a esa obra, que incluso el Comandante Ramiro Valdés nos trajo un catálogo de diseño de viviendas de diferentes modelos y tipologías. Sé que la Isla no se va a quedar atrás en cuanto a la política de construcción de viviendas que incentiva el Gobierno a nivel de país y para ello estamos enfrascados en los proyectos”, concluyó la ingeniera.

Organizar, planificar, proyectar, producir, abastecer, transformar y ejecutar constituyen verbos imprescindibles en el complejo camino de la construcción de casas, apartamentos, edificios, comunidades, en fin, de una Isla más linda y próspera. Construir es la palabra de orden.

La Ruta Por una Isla próspera Suplementos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *