Consejo de Defensa de La Habana: Aislamiento físico en los hogares exige mayor responsabilidad

Consejo de Defensa Provincial en su sesión de este jueves 15 de octubre Foto: Lissette Martín/ Tribuna de La Habana.

Poner una mirada más acuciosa hacia la atención primaria en virtud, de que sea real y efectivo el acompañamiento de los consultorios del médico de la familia en el aseguramiento del ingreso domiciliario y otras responsabilidades durante esta fase III de la etapa de recuperación, constituye hoy una de las misiones esenciales de la Salud en La Habana.

El presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en la ciudad, Luis Antonio Torres Iríbar, y el vicepresidente de ese órgano, Reinaldo García Zapata, abordaron con profundidad el tema con un llamado a planificar bien esta tarea, en la cual intervienen no solo nuestros profesionales del sector sino la comunidad, las organizaciones de masas y la población.

A partir de la desescalada de los centros de aislamiento iniciada este miércoles, ya se encuentran en sus hogares 152 contactos de casos confirmados y 450 de sospechosos. Ante el paulatino incremento de esas cifras, se indicó no descuidar cuestiones vitales como el seguimiento a esas personas, la garantía en cuanto a la transportación de las muestras y demás aspectos que reclaman de una atención muy puntual, pues de ello depende que no haya rebrotes.

El presidente y el vicepresidente del CDP instaron a trabajar por que haya una precisión exacta de las cifras de viviendas que tengan casos en aislamiento; también de los consultorios que los atienden, el número de ingresados y demás aspectos, pues de ese nivel de detalle es que se podrá controlar bien y con eficacia a quienes se encuentran en sus hogares bajo ese régimen.

En el encuentro se comentaron los estados de opinión de la población y entre los asuntos figuraron inquietudes con respecto a la atención en policlínicos y consultorios, además de otras referidas al enyerbamiento que en este momento presentan centros educacionales de la capital, el funcionamiento de las tiendas en CUC y otras relacionadas con las de MLC.

Más adelante se dedicó un punto a explicar cómo marcha la atención a las familias afectadas tras el derrumbe de un edificio en San Rafael y Lucena, municipio de Centro Habana, que afectó de maneras total a 13 de los 30 núcleos familiares que residían allí. Luego de la detallada explicación de autoridades de ese territorio, el miembro del Buró Provincial del Partido al frente de las Construcciones y la Industria, Armando Díaz, informó que se han entregado módulos de aseo, ropa y otros surtidos a quienes lo perdieron todo.

Explicó que se trabaja con mucha seriedad y cuidado para determinar la actuación desde el punto de vista constructivo por el peligro que entraña la situación del inmueble afectado, además de que se realiza el inventario de las pertenencias de los vecinos con la participación de cada núcleo familiar, las fuerzas constructoras y los bomberos.

Al ofrecer particularidades de la situación epidemiológica, el director provincial de Salud, doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, señaló que luego del procesamiento de 4 792 muestras se detectaron dos casos positivos, quienes eran contactos de confirmados y estaban internados.

Se conoció que actualmente hay abierto 39 controles de focos, y la mayor incidencia la tienen los municipios de San Miguel del Padrón, Arroyo Naranjo y Cotorro.

El arribo este jueves a La Habana de 153 viajeros de esta provincia varados en otros países, en un vuelo de Air France, deberá convertirse en un observatorio a partir de que se activen todos los dispositivos de control y comprobar las cuestiones referidas a su aislamiento en los hogares, los aspectos que corresponden a las autoridades sanitarias y de todas las partes.

Cuando lleguen al aeropuerto se les realiza el PCR por el personal de Salud que estará en la terminal aérea; y una entrevista para conocer si tuvieron algún síntoma antes, durante o después de haber abordado. Luego son trasladados con transportes que pone el Gobierno de La Habana hacia sus casas donde estará el médico y la enfermera de la familia para velar por que se cumpla el aislamiento establecido. No pueden permitirse fiestas de bienvenida, ni visitas de familiares ni de vecinos.

El sistema de atención primaria estará acompañado de los grupos de trabajo político ideológico y un representante de la Fiscalía. El dispositivo de este jueves servirá de guía para próximos arribos.

De acuerdo con el director nacional de Higiene y Epidemiología, doctor Francisco Durán, esta permanencia de las personas en sus hogares entraña un alto riesgo que hay que asumir y por ello se precisa de mucha responsabilidad.

(Tomado de Tribuna de La Habana)

Vea además:

COVID-19 Cuba Cuba Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *