Conocer a su terruño primero

Inolvidable experiencia la del Campamento de verano de los muchachos de la Isla de la Juventud.

Lindys recibe su título de Mejor Graduada. Después pudo disfrutar del Campamento con todas sus energías. Foto: Gerardo Mayet Cruz.

Lindys Madai ha recibido varias alegrías en el curso escolar 2018-2019; no solo fueron largos meses de estudio y constante aprendizaje de la Enseñanza Especial, sino que al concluir tan importante etapa tuvo la satisfacción de ser la Graduada Más Integral de la escuela pedagógica Martha Machado Cuní.

A ella la premiaron, además de los diplomas y obsequios, con el haber sido seleccionada por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) para participar en el Campamento de verano 2019 en la Isla de la Juventud:

“Ha sido realmente un gran premio, aunque el mayor será cuando comience a ejercer mi profesión. Me siento feliz porque he conocido lugares de interés económico muy importantes para el desarrollo.

“Aunque nos hemos divertido, también estuvimos en el acto por el Día de la Rebeldía Nacional, no podíamos faltar, pues la motivación más grande de nosotros los jóvenes es ser la continuidad de la Revolución, eternizar el legado de Fidel y seguir adelante con las ideas del presidente Miguel Díaz-Canel”.

Alegría que se multiplica

De esa manera una representación de estudiantes y trabajadores destacados de diferentes sectores del Municipio concluyeron el programa que la organización juvenil preparó para el disfrute de los jóvenes pineros.

Gretell Benítez Paez, miembro del Buró ejecutivo de la UJC en el territorio, dijo que se trata de una iniciativa que disfrutaron los muchachos de aquí, mientras en la semana del primero al cinco de agosto la intercambiaron con un grupo de Mayabeque, para lo cual contaron como villa con el IPVCE América Labadí Arce y el apoyo de Comercio y Gastronomía en los aseguramientos.

Durante esos intensos días los jóvenes multiplicaron la alegría, el aprendizaje, intercambiaron conocimientos, el trabajo creador y la recreación sana, tal como refirió José Ceballos Zúñiga.

“El programa respetó, ante todo, los gustos y preferencias de los muchachos. Nos llevaron a distintas instituciones recreativas, de interés económico, sociocultural e histórico, entre ellas las discotecas Rumbo y Ahao, la empresa del Mármol, el Centro Tecnológico Recreativo del Joven Club de Computación y otras.

“En esos días –comentó– intercambiamos con las diversas enseñanzas, la Feem  y la Feu, fue un espacio también de reflexión y debate del acontecer nacional e internacional, propicio para una recreación sana, culta, útil. Con certeza considero que es uno de los mejores eventos realizados durante el año por la organización”.

oportunidad para conocerse por dentro

El verano lo viven a plenitud los jóvenes cubanos y en especial los pineros en esta etapa estival, en la cual se divierten, aprenden en recorridos a centros de producción y empresas como la Agroindustrial Jesús Montané Oropesa y la Distribuidora y Comercializadora de Medicamentos.

De esa manera durante cinco días pudo disfrutar el centenar de muchachos del Campamento de las bondades de su terruño, a la vez que socializar experiencias y gestionar contenidos útiles con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

A ellos no solo los nutrió un año de esfuerzos en los estudios y el trabajo, sino también la certeza de unir fuerzas y sostener el futuro, ser la continuidad indiscutible de la Revolución y el deseo de conocer su Isla primero y al resto de Cuba después.

Durante un recorrido por la Empresa Agroindustrial. Foto: Gerardo Mayet Cruz.
Conocieron acerca de la gestión de la Distribuidora y Comercializadora de Medicamentos. Foto: Gerardo Mayet Cruz.
Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *