Congreso de la CTC: A debate insumos, medios de protección y eficiencia en la industria de materiales de la construcción

Directivos del Sindicato de la Construcción y de la OSDE de Materiales de la Construcción intercambiaron con los delegados. Foto: Thalía Fuentes/ Cubadebate.

Durante la jornada dominical del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, los delegados se reunieron con los Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) y con la máxima dirección ministerial de cada sindicato, para intercambiar sobre las principales demandas e inquietudes que hoy tienen los obreros cubanos.

Reynolds Ramírez Vigaud, vicepresidente primero de la OSDE de Materiales de la Construcción, informó sobre la solución a las principales inquietudes de los trabajadores de este sector, emanadas del proceso orgánico del XXI Congreso, referentes a los temas de las materias primas en las canteras, los medios de protección en todas las provincias y sobre las piezas de repuesto para los equipos tecnológicos o no tecnológicos.

La carencia de rajón de voladuras en todas las canteras del país, han propiciado que muchas de estas estén paradas constantemente y eso afecta directamente a la producción de otros materiales. En este sentido, Ramírez informó que la situación actual es favorable, pues se han adquirido complejos de barrenación que permiten extraer esta materia prima.

“Llevamos un año sin recibir esta materia prima, que no se ha podido adquirir por deudas. En estos momentos ya tenemos 13 complejos de barrenación, se nos dieron 5 millones de dólares destinados para adquirirlos, ya se pagaron y comienzan a entrar en el país en el mes de junio”, aseguró el directivo de la OSDE. “Paralelo a esto se nos entregó por la Zona de Desarrollo del Mariel dos Complejos más, uno ya entró y está en explotación y otro debe entrar en el mes próximo”.

Asimismo, refirió que se aprobó un plan de financiamiento para activar dos complejos más, que están hoy paralizados por falta de piezas. En este sentido, se están adquiriendo los motores necesarios para reparar estas máquinas. Además de las grandes canteras de país, el resto de los complejos se van a ubicar en otras canteras más pequeñas para que tengan su propia autonomía.

Sobre la seguridad laboral, Ramírez informó que se aprobó un plan de diez millones de dólares- aunque no es suficiente-  para garantizar los medios de protección y asegurar la seguridad de los trabajadores. La mayoría de este presupuesto se ha designado a la industria del cemento.

Referido a la necesidad que tiene la economía del país para potenciar la exportación reconoció: “Todos tenemos que exportar algo. La única forma de tener financiamiento es exportando. Nosotros como industria tenemos un plan de exportación, que incluye 200 mil toneladas de cemento, 10 mil metros cuadrados de mármol y 200 mil toneladas de Clinker. Sobre este plan, no hemos tenido un comportamiento favorable al cierre del trimestre”.

Reynolds Jiménez contó que a nivel de país se están buscando un mercado para el tema de explotación de bloques, porque la industria cubana tiene la capacidad para exportar 1 millón de bloques. “Tenemos listas para exportar 300 mil toneladas de piedra de algaba, y además podemos exportar 1 millón de litros de aditivo”.

Directivos del Sindicato de la Construcción y de la OSDE de Materiales de la Construcción intercambiaron con los delegados. Foto: Thalía Fuentes/ Cubadebate.

Maria Vistoria Silverio, de Villa Clara, habló de la necesidad de resolver los problemas que hoy existen con los medios de producción, que muchos de ellos se pueden garantizar mediante la propia industria nacional, y así, se evitaría importar innecesariamente. Habló también de la importancia de resolver el tema de la estimulación material a los trabajadores, ya que se cuentan con mecanismos legales y de control para hacerlo.

Los delegados guantanameros se refirieron a la situación precaria de la industria de materiales de la construcción en su provincia. Hoy esta industria no cumple con los indicadores de eficiencia, transita por problemas organizativos, existe fluctuación constante de los trabajadores, que unido a la falta de insumos propicia que muchas de las canteras no estén produciendo.

Alcides Pérez Jiménez, trabajador por cuenta propia, habló de como este sector contribuye directamente a la economía, y como las carencias de los medios de producción, afectan directamente esta contribución. “No tenemos como comprar guantes de goma, imprescindibles para trabajar. No existen posibilidades de hacer contratos con el Estado para adquirirlos y entonces tenemos que recurrir al mercado negro. Mi brigada repara techos y tanques de agua, aportando al ahorro y a disminución de la exportación de materias primas para el país, necesitamos urgentemente esos guantes”, insistió Pérez.

Entre otros temas, se habló de los trabajadores que hoy están interruptos en esta industria, algunos sin garantías salariales, y como se deben garantizar los insumos y materias primas para reanudar la producción y reubicar a estos trabajadores. Además, se hizo referencia a la necesidad de garantizar las condiciones de trabajo a los obreros, que incluyen temas alimentarios, de vivienda y de artículos de higiene personal.

Pese a estas dificultades, los delegados se prronunciaron por aumentar la producción de los materiales de la construcción en Cuba; sobre todo a partir de la llegada de los complejos de barrenación que se necesitaban en las canteras del país.

Viceministro de la Construcción: Cada cuál tiene que aportar al plan de la economía

Empresa Materiales de la Construcción. Foto: Alejandro García/ Invasor.

“Debemos intercambiar experiencias para unir potencialidades, pensar como país y solucionar los problemas como país. ¿Y cómo logramos eso?: cuando cada cuál aporte lo que tiene que aportar en el plan de la economía”, aseguró Ángel Vilaragut Montes de Oca, viceministro primero del Ministerio de la Construcción durante el encuentro de este organismo con los delegados del sector al XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba.

El encuentro, se realizó bajo la premisa de fortalecer la relación entre la administración y los sindicatos y para que desde la dirección ministerial se dieran respuesta a  los principales planteamientos de los trabajadores de la construcción.

Sobre este sector, el viceministro reafirmó que es uno de los estratégicos para el desarrollo económico de Cuba, y que en la medida en que solucionen los problemas de los trabajadores de la construcción se podrá aumentar la producción y la tarea social.

En este sentido llamó a combatir la inercia ante los problemas, vincular a la dirección con la base, y buscar encadenamientos entre la inversión extranjera, las exportaciones y el desarrollo interno.

Intervenciones de los delegados:

Héctor Rodríguez (Las Tunas): Reconoció que aunque los trabajadores tienen insatisfacciones con el salario, se pueden buscar vías de estimulación. Desde su experiencia, se identificaron los problemas de sus trabajadores con la vivienda, gestionaron con el gobierno municipal esos problemas y lograron listar e incorporarlos paulatinamente a los planes de construcción del territorio.

Respuesta: “No se ha logrado detener el éxodo de los trabajadores pero hay cosas que se pueden hacer y su territorio es un claro ejemplo. Se acaba de aprobar una política de vivienda y uno de los principios es buscar recursos en los territorios para resolver esta situación y vincular a todas las administraciones a esta tarea. Depende de que tengamos más recursos y tendremos más recursos con soluciones locales”.

Miruja Stevens (La Habana): Señaló que las empresas destinadas a construir viviendas tienen dificultades con la obsolencia tecnológica y de transporte (equipos con más de 40 años de explotación) Llamó la atención de la necesidad de producir más para aumentar los salarios e insistió en que se debe de trabajar desde la industria nacional para satisfacer las demandas de insumos de estos trabajadores y disminuir exportaciones.

Punteó también las insatisfacciones con la alimentación (dificultades para adquirirla y precios elevados) y poca capacidad de liquidez.

Respuesta: “Quien prohíbe que un centro de trabajo tenga autoconsumo. Fue una medida que algunas empresas tomaron en un momento determinado. Cada empresa puede cultivar la tierra y los animales para garantizar la alimentación, hacerlo con orden y control”.

Yadira Álvarez (Cooperativa Autochap La Habana): Convocó a eliminar el bloqueo subjetivo de las personas para buscar soluciones a los problemas. Habló de la situación crítica de su cooperativa con el suministro y el abastecimiento.

Respuesta: “No podemos ver las formas de gestión no estatal como algo que no esté contemplado en los planes de la economía. Hay muchas soluciones a los problemas que dependen del propio colectivo de trabajo y el sindicato tiene la capacidad de exigir que eso se cumpla. Hay problemas con insumos e importaciones por la economía del país, pero hay que enfrentarse a eso y producir más.

Jorge Contreras (Trabajador no estatal La Habana): Pidió respuestas  a una medida tomada por el MINCONS, en donde prohíbe a los trabajadores de las cooperativas trabajar fuera de su provincia de residencia

Respuesta: “Las cooperativas surgieron para para resolver los problemas locales y problemas con la construcción tienen mucho las localidades. Hay que vincular más a las cooperativas y hacerlas participes de los problemas de la localidad”.

Montes de Oca refirió, que sin dejar de reconocer la situación del país y la carencia de recursos, en muchas ocasiones las soluciones a los problemas dependen de las capacidades innovadoras de los propios trabajadores, y que para buscar estas soluciones se deben de acudir a todos los obreros en la cadena, tanto directivos como subordinados.

Principales planteamientos de los trabajadores del Sindicato de la Construcción

  • Inconformidades con el salario por su estructura, complejidad y desigualdad de ingresos por igual actividad
  • Alta fluctuación, movilidad y perdida de la fuerza de trabajo (principalmente en las entidades del Poder Popular, la vivienda, áreas de regulación y control, sistema de acueductos y alcantarillados)
  • Necesidad de poner en vigor la actualización de las Bases de Referencias de Costos de la Construcción por parte del Ministerio de Finanzas y Precios
  • Situaciones complejas con la reposición, reparación y mantenimiento de equipos y equipamiento tecnológico y de transporte que condiciona irrupciones en el proceso productivo
  • Insuficiente garantía en el plan de insumos del constructor, confrontándose con problemas con las capacidades de compra
  • Reclamo por una mayor integralidad y coordinación en la atención al sistema de la Vivienda y el Arquitecto de la comunidad por los gobiernos provinciales y el MICONS
  • Insatisfacción con los servicios de alimentación
  • Dificultades en la entrega de ropa y de calzado en las modalidades de uniforme y el desabastecimiento en las tiendas especializadas
  • Insatisfacciones por la poca disponibilidad de recursos en el mercado mayorista
  • Problemas con la calidad con énfasis en los programas de vivienda, viales, mantenimiento, reparación de redes y alcantarillados y los trámites de la vivienda
  • Necesidad de enfrentar la prevención y el enfrentamiento al robo y a las ilegalidades
  • Deficiencias e insuficiencias en el proceso inversionista
  • Necesidad de reglamentar la estimulación material
Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *