Conejos para la familia

Un patio apropiado y no contravenir las condiciones higiénico sanitarias es cuanto se requiere para iniciarse en la producción de carne de primera calidad para el autoconsumo familiar.

Al proyectar su crianza lo primero es el acondicionamiento de la conejera. Oriente la nave en el sentido de los vientos predominantes, con techo preferiblemente de guano, por ser el más fresco.

Las jaulas pueden construirse de madera, caña brava, alambrón o malla de alambre. Una sola, de un metro cuadrado y 40 centímetros  de alto, basta para alojar hasta 16 animales en su etapa de ceba.

Los bebederos utilizados son de barro, de forma cónica truncada,  con la boca más estrecha que el fondo. Los comederos, similares en su forma, se utilizan para piensos, mezclas de granos y palmiche verde.

Cada jaula, destinada a una reproductora, debe tener su nido adjunto. Este proporciona un cubículo para la nueva camada y garantiza a los gazapos la protección contra el frío. Debajo de las jaulas deben cavarse fosos o situarse vasijas para la recogida continua de excretas, orine y desechos. La distancia mínima entre el techo de la jaula y el de la nave debe ser de un metro, para que la acumulación del aire cargado de amoniaco no quede a nivel de los animales.

Alrededor de las naves se siembran árboles para sombra y refrescar el ambiente. El conejo realiza 20-30 comidas al día y con igual frecuencia ingiere agua. Los forrajes constituyen la fuente de alimentación más barata para la cría. Las plantas más importantes son gramíneas y leguminosas. Entre otras la yerba de guinea, Don Carlos, Santa Juana, paraná, maíz, caña de azúcar, canutillo, sorgo, king grass, pasto estrella, álamo, leucaena, kudzú, girasol, morera, plátano, romerillo, aguinaldo amarillo-morado-azul, hierba lechosa, bledo, verdolaga y frijoles caballero, gandul, canavalia o terciopelo.

Las hembras se montan entre los diez y 20 días después del parto.

Lo aconsejado es el destete a los 35 o 40 días, no antes. El sacrificio o matanza, cuando los animales estén entre 2,3-2,5 kilogramos, o más.

Una sola coneja bien alimentada pare de 35 a 55 crías al año.

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *