Conectar con el hogar mayor

Foto: Giskly Leyva García. Paisaje Pinero

Este cinco de junio cuando el mundo entero celebre el Día Mundial del Medio Ambiente, lo hará bajo el lema Estoy con la naturaleza, como recordatorio de cuán importante es conectar a las personas con el entorno.

Porque como se dice en El Principito “solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”, necesitamos al menos 24 horas para librarnos de ese estado alienante en el que el convulso día a día nos sumerge y pensar en lo que hemos olvidado, lo que va quedando detrás, el valor del aire limpio y puro, la belleza beligerante de lo silvestre, la libertad de saberse cómplice y no esclavo o domador de lo natural.

El desarrollo tecnológico ha empoderado al hombre y lo ha hecho pensar que puede suplantar la sapiencia de la madre naturaleza. Cuando millones de personas se involucran en guerras por petróleo sin saber siquiera la mejor manera de extraerlo, miles más se levantan cada día intentando descubrir un biogás más efectivo, rescatando al máximo la interrelación que la biósfera nos ofrece.

Y de eso se trata esta fecha, de despojarnos de la mentalidad vanidosa y el complejo de Dios, de salirnos un poco del esquema citadino y pensar como quienes viven en zonas rurales y pasan su jornada diaria en conexión con la naturaleza, plenamente conscientes de que dependen del suministro de agua natural y de que subsisten gracias a la fertilidad de los suelos.

Vivimos en un planeta enfermo al que los parches ya no le sostienen y su mal es culpa nuestra. La acción desmedida del hombre trae consigo problemas a los que ya no sabemos ni cómo nombrar: Efecto Invernadero, Calentamiento Global, Fenómenos de La Niña y el Niño, contaminación y la lista sigue y sigue.

Como resultado los ecosistemas sufren y aunque no nos demos cuenta también lo hacemos nosotros. No podemos ver más el tema del cuidado al medio ambiente como un argumento abstracto, se trata de una cuestión concreta que necesita del ahora mismo.

La formación de nuestros niños y jóvenes en tópicos relacionados con la educación ambiental debe ir aparejada a la acción ejemplarizante de los adultos y en este aspecto deben ir a la par la conciencia individual y la social.

Tomemos este día para salir al aire libre, como instan las campañas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, retomemos nuestro origen y sintámonos parte integrante de ese gran hogar que todos compartimos.

Isla de la Juventud Medio Ambiente
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores: