Con más prevención menos incendios y pérdidas forestales

Incendio-forestalAunque Isla de la Juventud siguió estando entre los territorios más afectados por los incendios forestales, junto a las provincias de Pinar del Río, Granma, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Matanzas y Las Tunas, en lo que va de año experimentó una disminución de esos siniestros.

 

Aunque Isla de la Juventud figura entre los territorios cubanos más afectados por los siniestros forestales, experimentó una disminución en lo que va de año

 

Incendio-forestal

 Aunque Isla de la Juventud siguió estando entre los territorios más afectados por los incendios forestales, junto a las provincias de Pinar del Río, Granma, Ciego de Ávila, Camagüey, Holguín, Matanzas y Las Tunas, en lo que va de año experimentó una disminución de esos siniestros.

Ese resultado es parte de la positiva tendencia nacional, que en 376 fuegos que tuvieron lugar en todo el país reportó menos áreas afectadas, apenas un tercio de la media durante el último lustro, cuando el promedio anual fue de casi 10 mil hectáreas, según información difundida por el diario Granma.
La Campaña contra Incendios Forestales 2011-2012, impulsada por el Cuerpo de Guardabosques durante el llamado periodo seco, evidencia de esta manera efectividad en los primeros cinco meses del año.
Hizo posible tal logro, en primer lugar, el mejor nivel organizativo alcanzado por parte de los organismos y fuerzas integrantes del sistema de protección contra incendios forestales.
Favoreció, también, el anticipado inicio de las lluvias en la segunda mitad del mes de abril, “un comportamiento diferente a lo ocurrido durante los últimos diez años”, precisó Maylivis Ynowuje Frances, especialista del Departamento de Manejo del Fuego en la Jefatura Nacional del Cuerpo de Guardabosques.
No obstante, la reducción en el número de siniestros, los gastos nacionales ascendieron a más de ocho millones de pesos, que urgen reducirse por todas las vías para impedir cuantiosas erogaciones al país.
De ahí que se profundice en las principales causas de los incendios, que en un 89 por ciento fueron por negligencias, lo cual explica el mayor rigor puesto en materia de prevención y el incremento de multas, para evitar perjuicios y gastos innecesarios en momentos en que el país hace grandes esfuerzos para enfrentar en el mercado exterior el aumento en el precio de los alimentos y demás recursos básicos, a la par de las limitaciones impuestas por el bloqueos y otras derivadas de la crisis económica mundial capitalista.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}