Con los sordociegos en Isla de la Juventud

A propósito de Día Internacional de esas personas este 27 de junio y que celebran en una instalación turística

La sordoceguera descubre un sexto sentido: nuestras manos, así se plasma en un exergo cuyo mensaje entraña la cuidadosa y sensible atención que requieren aquellos afectados con esa complicada patología, que no es la suma de la sordera y la ceguera. 

Más bien se trata de una discapacidad única, con características, identidad, complicaciones propias, la cual ha sido reivindicada por la activista política y oradora estadounidense Helen Keller, quien padeció una enfermedad que la dejó sorda y ciega; sin embargo, con la ayuda de su profesora personal pudo vencer  todas las barreras y demostrar sus capacidades al graduarse en la Universidad de Radcliffe con honores. Llegó a ser autora de diversos ensayos y publicó su primer libro en 1902, titulado La historia de mi vida.

En su honor declararon la fecha de su nacimiento, 27 de junio (de 1880) como el Día Internacional de las Personas Sordociegas.

Las  asociaciones nacionales del Ciego y Sordos se ocupan y representan a la comunidad de sordociegos, establecen relaciones de coordinación y cooperación con las instituciones y entidades estatales que propicien el disfrute pleno de ellos y eleven su calidad de vida, lo cual ocurre en la nación que constituye un verdadero ejemplo del respeto de los derechos humanos.

En la Isla de la Juventud hay registrados nueve sordociegos, en su mayoría con una alta autoestima, gracias a las leyes que los amparan y por la entrega y permanente acompañamiento de los familiares, cuyas manos les sirven de brújula.

La joven Marigelis Suárez Moirán se siente dichosa por el premio que le ha dado la vida con su bebé que adora y decidió tenerlo porque cuenta con la ayuda incondicional de su madre y la protección del Estado Cubano al garantizar servicios de salud gratuitos para todos los ciudadanos y emitir legislaciones muy beneficiosas a la mujer.

Verdaderamente útil se siente Miguel Méndez Estévez porque además de ser el coordinador municipal de los sordociegos en el territorio, tiene éxito como artesano y experimenta una gran satisfacción cuando les solicitan las bellas alfombras que teje o las figuras que moldea con la técnica del papier maché, originaria de China, India y Persia.

Damaris Corría Díaz, vicepresidenta de la ANCI municipal, explicó que este 27 de junio conmemoran la fecha con una actividad de esparcimiento, durante tres días en la base de campismo Arenas Negras, adonde acudirán los nueve sordociegos pineros junto a sus familias con la tranquilidad de vivir en un país donde son visibilizados y gozan de iguales derechos y oportunidades que el resto de los pobladores.

Otras de la Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *