Con la Revolución prendida al pecho andan los jóvenes

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Más allá de las palabras que expresan sus labios, ellos llevan la Revolución prendida al pecho. Son los jóvenes… cubanos, humanos y defienden sin importar coste alguno los más elementales derechos, de los cuales permanecen privadas millones de personas en el mundo.

Se hacen eco día a día de aquel preludio independentista del diez de octubre de 1868, protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes y justo este otro día diez pero de diciembre se reúnen en Isla de la Juventud, como en el ingenio La Demajagua, para reafirmar su apoyo incondicional a esa causa común que nos une desde entonces.

Basta ese solo motivo, Cuba y su soberanía, para desatar la furia de un pueblo unido en contra de todo aquel o aquello que atente contra una obra y el pueblo que la construye y perfecciona enfrentando ataques y obstáculos de todo tipo, muchos de ellos financiados y promovidos desde Estados Unidos con el apoyo de mercenarios sin escrúpulos y la vieja añoranza de destruir a la Revolución.

Cuando se cumplen 72 años de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III), un hecho con lugar en París en igual fecha pero de 1948, los pineros sumaron sus voces en un mismo reclamo, como dijera Fidel: “Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada”.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

En el céntrico parque de los Hexágonos, como ha ocurrido en otros muchos escenarios, tuvo lugar un acto de reafirmación revolucionaria encabezado por los jóvenes y donde dieron enardecida respuesta a quienes pretenden otra Cuba, ajena a la que quiere y defiende su pueblo y dejaron muy claro que no valen las propuestas de quienes dañan y agreden a la patria.

Así prosigue la masiva tángana porque en el pueblo y nuestros jóvenes, como dice la canción de Adrián Berazaín, “la esperanza no se cansa y anda suelta/ locomotora que vuela por el cielo y sin cadenas/ anda suelta/ (…)/ la esperanza no se cansa y anda suelta”.

Educación Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *