Con la palabra limpia bajaron la escalinata

Ató el conjuro de los vientos.
Con las manos de la madre y el padre
la casa se hizo calle,
la calle ciudad,
la ciudad Isla-voz:
la Isla-barcos,
caminos con la palabra limpia.
Al fin la muchedumbre
enigma de la justicia.

(*) Colaborador y profesor de la Universidad Jesús Montané.  

Tomado del poemario galardonado con el primer premio en el Concurso 26 de Julio de 2016

65 Aniversario salida de Fidel y los moncadistas del presidio El Pinero 2020 Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *