Con la fuerza de la razón

Catalogada por nuestro presidente Miguel Díaz-Canel como emocionante, la jornada mundial de solidaridad celebrada este domingo más que superar las expectativas demostró que nuestra verdad es la de miles de personas de todo el orbe.

Otra página en la incesante lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos hacia Cuba vivimos y escribimos los amantes de la libertad, de la no injerencia en los asuntos internos de las naciones y esta causa justa que tuvo un respaldo sin precedentes de amigos de la solidaridad, emigrados, artistas reconocidos y otros no tanto, estudiosos de las leyes internacionales y muchos más en 100 ciudades de unos 60 países.

Los protagonistas de la ya histórica Caravana Mundial contra el Bloqueo de este 28 de marzo tanto dentro como fuera de la nación desafiaron la maléfica pandemia y en concentraciones, actos, recorridos y una gran presencia en las redes sociales denunciaron y repudiaron ese instrumento de la Casa Blanca que solo en un año nos provocó pérdidas por una cifra superior a los 5 000 millones de dólares.

Si el planeta creía que ya la política clasificaba como genocida e inhumana, el hecho de que al abandonar el mandato Donald Trump dejara tras de sí más de 240 medidas, consideradas como acciones de recrudecimiento del bloqueo en un escenario marcado por el nuevo coronavirus, deja ver a las claras el odio ancestral del gobierno norteamericano que se traduce en su ambición por someter por hambre y carencias a este pueblo.

La afectación a las familias es notable y la principal prueba está en las privaciones y dificultades que enfrentan día a día en todas las esferas, pero en su desafuero por hacernos sucumbir la administración Trump también arremetió contra los norteamericanos y cubanos residentes en su país al aprobar 17 medidas coercitivas para impedir que vengan aquí.

Constituyen, además, ejemplos de la hostilidad la campaña contra los médicos y de descrédito a Cuba con mayor fuerza desde el 2019, el cese de la entrega de remesas, la reducción de la entrada de aviones…, pero aun así contamos con el apoyo de la casi totalidad de las naciones.

¿Qué si la tremenda repercusión de la caravana removerá las fibras de Joe Biden y de aquellos con poder de decisión para quitar el bloqueo?, eso no lo sabemos; sin embargo, que haya nacido precisamente en Miami demuestra que incluso allá hay quienes lo rechazan.

Hermosos y sólidos puentes de amor se tendieron en esta octava edición de la maravillosa idea. ¡Fin al cerco! proclama el mundo y a los cubanos nos asiste la fuerza de la razón y la verdad, esa que es sinónimo de la defensa de nuestra libertad y soberanía.

Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *