Con Camilo en el corazón

camilo-cienfuegos-banderaEra el 28 de octubre de 1958, en un accidentado vuelo desde Camaguey hacia La Habana desaparece el Comandante Camilo Cienfuegos, uno de los revolucionarios más populares de la gesta contra el tirano Batista.

 

Camilo8

Era el 28 de octubre de 1958, en un accidentado vuelo desde Camaguey hacia La Habana desaparece el Comandante Camilo Cienfuegos, uno de los revolucionarios más populares de la gesta contra el tirano Batista.

La legendaria figura de Camilo Cienfuegos Gorriarán, el Héroe de Yaguajay, se acrecienta con el paso del tiempo.

Lo recordamos como el niño simpático y travieso, pero justo y honesto; como el joven audaz y valeroso, que sufre el dolor de su Patria oprimida y se rebela contra los desmanes de los gobiernos de turno; como el invicto guerrillero que, por su coraje en el combate, ganó el sobrenombre de Señor de la Vanguardia.

El pelotón de vanguardia es siempre el que mayor peligro corre en el combate, el que primero se enfrenta al enemigo, el que pone el pecho a las balas…

Y, precisamente, al frente de ese pelotón —primero en la columna Número uno, “José Martí”, al mando de Fidel Castro, y luego, en la columna número cuatro, “Ciro Redondo”, comandada por el Che Guevara— se hizo gigantesca la figura de este excepcional guerrillero.

Muchas virtudes definían la personalidad de Camilo, pero entre ellas sobresale su fidelidad a la Patria y a Fidel, contra quien no quiso enfrentarse ni en un juego de pelota.

Su último discurso, lo pronuncia el 26 de octubre de 1959, en el Palacio Presidencial, donde hacía un llamamiento a la unidad y confiar en la Revolución.

Nuestro querido Camilo solo contaba 27años de edad, cuando aquel 28 de octubre de 1959 desapareció en el mar bravío para renacer, gracias al amor de su pueblo, ese que cada año desde todos los poblados, municipios y provincias de Cuba, llena nuestras costas y ríos de flores y cariño.


Descargue el libro en formato PDF (241 Kb) El hombre de las mil Anécdotas


LA TORMENTA QUE DERRIBÓ EL AVIÓN
Camilo Cienfuegos

Desde el 21 de octubre hasta el 28, fecha de su desaparición, hizo frecuentes viajes por vía aérea a la capital camagüeyana con el objetivo de normalizar la situación en la ciudad, donde se había amotinado el jefe militar de la provincia, el traidor Hubert Matos.

Generalmente utilizaba un avión ejecutivo marca Cessna, que tripulaba el piloto Luciano Fariñas. El 28, cuando salió del aeropuerto de Ciudad Libertad a las 11:59 a.m. rumbo a Camagüey, lo acompañaban además el Capitán Senén Casas y el soldado Félix Rodríguez en función de escolta.

Camilo y Rodríguez desciendieron en la ciudad de Camagüey, mientras Fariñas continuó viaje a Santiago de Cuba para llevar a Sené Casas. A las 4:40 p.m. ya estaba de regreso el pequeño aparato identificado con las siglas FAR 53. El despegue rumbo a la capital se produjo a las seis y un minuto. El viaje a su base desde este punto requería dos horas de vuelo como promedio y llevaba gasolina para tres.

En la terminal aérea militar de Libertad, el Capitán Manuel Espinosa (Cabeza), ayudante personal de Camilo, comienzó a impacientarse, pues su jefe le dijo que lo esperara de 7:00 a 7:30 p.m., sabe que había salido y tenía tiempo suficiente para haber llegado.

El 29 de octubre, y pese a los ingentes esfuerzos por ubicarlo, no apareció en ninguno de los lugares en que se suponía podía encontrarse. Fidel, junto con Raúl, Almeida, el Che y otros dirigentes, se dan cita en la Jefatura de la Fuerza Aérea Revolucionaria (FAR) y comenzaron de inmediato los preparativos de la búsqueda.

El viernes 30 de octubre se desató la vorágine. Decenas de aviones de diferentes tipos, militares y civiles se hicieron al aire con las primeras luces desde los aeropuertos capitalinos. Pasadas las 7:00 a.m. despegó el bimotor Sierra Maestra llevando a bordo al Jefe de la Revolución, Celia Sánchez, Osmany Cienfuegos, William Gálvez… rumbo a Camagüey.

Simultáneamente con la pesquisa aérea, numerosas unidades de la Marina de Guerra, así como yates de recreo y embarcaciones pesqueras recorrían los archipiélagos de Jardines del Rey al norte y de Jardines de la Reina al sur de Cuba, al tiempo que miles de ciudadanos peinaban el terreno en toda la región central del país, sin resultado alguno.

La hipótesis aceptada por la mayoría era la de que, ante la severa turbonada encontrada aquel día aciago en el trayecto, el piloto Fariñas decidió desviarse hacia el norte, y el pequeño avión desorientado y alejado en extremo de su ruta cayó al mar por falta de combustible.

 

Buscando a Camilo

Fidel Castro, explica ante la prensa busqueda de Camilo Cienfuegos

Búsqueda de Camilo Cienfuegos

Búsqueda de Camilo Cienfuegos

Osmani en la búsqueda de Camilo Cienfuegos

Búsqueda de Camilo Cienfuegos

Falsa información sobre aparición de Camilo Cienfuegos

 

                                         Galería Camilo Cienfuegos, Señor de la Vanguardia

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}