Comunales en pos de la reforestación

reforestacionComo parte de las labores de reforestación que la Unidad Presupuestada de Servicios Comunales del territorio ejecuta para incrementar la población de árboles en las ciudades y sus alrededores, este jueves tendrá lugar una siembra masiva de robles, majaguas y ocujes en varios puntos de la capital pinera.

 

 

reforestacion_1

Foto: Archivo

Como parte de las labores de reforestación que la Unidad Presupuestada de Servicios Comunales del territorio ejecuta para incrementar la población de árboles en las ciudades y sus alrededores, este jueves tendrá lugar una siembra masiva de robles, majaguas y ocujes en varios puntos de la capital pinera.

Elia María Ávila Valdés, jefa del departamento de áreas verdes y miembro de la Comisión de Reforestación de la Isla, confirmó que ya están listas las posturas para ser plantadas y dispuesto el personal para acometer la tarea en las áreas aledañas del Comité Municipal del Partido, del Poligráfico, y otras zonas necesitadas de masa forestal.

Estas especies escogidas para repoblar los mencionados espacios, además de incidir de manera positiva en el Medio Ambiente, proporcionarán otros beneficios de gran importancia para la sociedad.

Tal es el caso de la majagua, por solo citar un ejemplo, de la cual podrá ser aprovechada sus efectos medicinales, pues tiene propiedades analgésicas para los oídos y bronquios, así como emolientes ya que  ablanda los tumores.

Con la flor se elabora un jarabe expectorante y antiasmático nombrado Imefasma. Según los especialistas cubanos contiene flavonoides, sustancias antioxidantes con efectos beneficiosos para enfermedades respiratorias como el asma y también reducen el riesgo de cáncer y padecimientos cardíacos.

Su flor también es utilizada para elaborar una loción con base alcohólica que alivia las dolencias gastrointestinales, y aplaca los dolores reumáticos y musculares. El cocimiento de sus hojas cura las hemorroides.

A diario millares de hectáreas de bosques son talados de manera indiscriminada en diversas latitudes con el propósito de aprovechar los terrenos para la explotación ganadera y agrícola, construir instalaciones para la industria del entretenimiento y el lucro sin tener en cuenta la amenaza que este accionar constituye para la vida, al afectar el ecosistema, la biodiversidad, los suelos, las variaciones del tiempo y el clima.

En Cuba, por el contrario, el Estado y el Gobierno de conjunto con el pueblo, realizan incontables esfuerzos y promueven disímiles prácticas responsables para garantizar el uso sostenible de este recurso que nos proporciona madera, alimentos, combustibles, forrajes, fibras y fertilizantes orgánicos.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}