Colaboración estimula desarrollo local

ACTAF_-_ARTURO__1La auspician Organizaciones No Gubernamentales europeas y la Asociación Cubana de Técnicos Agropecuarios y Forestales (ACTAF) en Isla de la Juventud

 

La auspician Organizaciones No Gubernamentales europeas y la Asociación Cubana de Técnicos Agropecuarios y Forestales (ACTAF) en Isla de la Juventud

ACTAF_-_ARTURO__1

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Sendos programas de colaboración auspiciados por Organizaciones No Gubernamentales europeas y la Asociación Cubana de Técnicos Agropecuarios y Forestales (ACTAF), posibilitaron estimular el desarrollo local de productos del agro con su consiguiente impacto en la elevación de las condiciones de vida de productores y sus familiares en entidades y comunidades de Isla de la Juventud.

Lo anterior está en consonancia con los Lineamientos 205 y 206 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, relacionados con el desarrollo efectivo de programas de autoabastecimiento alimentario municipal y el aprovechamiento para la agricultura suburbana que rodean ciudades y comunidades.

Según explicó al Victoria Ihosvany Juliá Acosta, presidente de la asociación en el territorio, el mayor de estos proyectos ascendente a un millón de euros en financiamiento, beneficiaron a 21 entidades, principalmente a cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios, así como al laboratorio de Sanidad Vegetal, con equipamientos y reparación de sus estructuras, fuertemente dañadas por los huracanes.

Otras entidades vinculadas estrechamente al sector como el Combinado de Cítricos y las fincas de semillas, también recibieron equipamiento y otros insumos que posibilitarán la conservación de alimentos y la siembra de posturas para el posterior desarrollo de los sembradíos.

Amplia repercusión igualmente tienen en el autoabastecimiento las comunidades Julio Antonio Mella, 19 de Septiembre y Evangelina Cossío, donde productores y familiares en número superior a los 400 vieron mejorar su labor con nuevos sistemas de riego y utensilios de trabajo que elevan la productividad y mejoran el nivel alimentario en esos asentamientos poblacionales.

El impacto de esos proyectos de colaboración abarcaron, asimismo, a los huertos enclavados en las escuelas de esos poblados, algo que diversifica la alimentación de los niños y sus profesores.

La labor de la ACTAF, que celebra este año sus 25 cumpleaños, abarcó igualmente acciones de capacitación y mejoras de locales, con equipamientos de última generación científico-técnica, algo que facilitará la constante elevación de la cultura agropecuaria, tanto de los productores como de sus familiares.

 

Comparte esta noticia:

 {loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}