¿Cochabamba en La Fe?

Para Hortensia Castillo Piñero y Juan Torres Trujillo ha llovido mucho desde que llegaron al lugar donde residen actualmente: Cochabamba, ubicada en los límites del reparto Camilo Cienfuegos en La Fe y que debe su nombre a la gesta revolucionaria del Che.

Ella tenía nueve años cuando su padre construyó allí una casita de madera para la familia “y aquí no había nada, estaba todo desierto, solo monte”, atestigua la septuagenaria Hortensia, quien ha visto erigirse cada casa y edificio que existen en el área donde creció y formó familia junto a su esposo Juan que vino de Camagüey.

“A esta zona le decían Finca Juan Teodoro y después del triunfo de la Revolución a mi suegro le dan unas tierras por la Ley de Reforma Agraria y ya para ese entonces habían unas tres o cuatro casas… para finales de la década del 60 llegan los columnistas que se albergaron en las naves donde vivieron después Rita González, Santa y otros”, relata este hombre de 87 años que conoció en persona a Fidel y Celia en un encuentro laboral.

La brigada con los jóvenes de distintas provincias del país para ayudar a la transformación de la Isla luego del devastador ciclón Alma, se hizo llamar Batalla de Cochabamba, escenario donde el Guerrillero Heroico tuvo acciones combativas en Bolivia, y Hortensia recuerda que “después el Sector Militar construye un vecindario al que denominaron Ampliación…, pero eso se olvidó y todos siguieron nombrando al reparto como Cochabamba”.

“La gente piensa que este es un barrio sucio, pero no es así, este lugar tiene historia y a mí me gustó vivir aquí aunque pude construir en Gerona, preferí hacer mi casa aquí”, alega Juan, quien trabajó en la Agricultura y confiesa su admiración por el Guerrillero Heroico.

“Ahora todo es distinto –expresa Hortensia–, hay electricidad, las casas que antes eran de madera ahora son de mampostería, la calle está asfaltada, tenemos agua nuevamente gracias a la gestión del presidente del Consejo Popular, y ahora con la guagua local que sube hasta acá podemos movernos mejor.

“Realmente –insiste– ha llovido mucho” en esta barriada que se aferra a un nombre y sus vecinos lo perpetúan y multiplican en la geografía y en el corazón como si siguieran las batallas del Che.

50 Aniversario de la caída del Che Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *