Cierre de año en recaudación de impuestos

Beneficio de un ocho por ciento vigente hasta el 30 de diciembre. Cuentapropistas pueden reclamar suspensión temporal de pagos.

Dos temas de actualidad nos llevaron hasta la Oficina Nacional de Administración Tributaria (Onat), en Nueva Gerona, donde respondió a nuestras interrogantes Yusleidis Álvarez Ginarte, su directora.

“Estamos cerrando la campaña –informó, respecto al primero–, en la cual tienen los contribuyentes un descuento fiscal de un cinco por ciento hasta el 30 de diciembre. Instamos, por lo mismo, a quienes tengan todavía su contribución en la mano, a no demorarse más y saldarla en tiempo.

“Hay una ventaja adicional para ellos –agregó–: si pagan utilizando las pasarelas de pago (Transfermóvil o cajero), se benefician con otro tres por ciento de descuento; esto, agregado a lo anterior, hace un ocho por ciento en total. Descuento significativo para varios de nuestros contribuyentes, todavía en condiciones de recibir ambos beneficios en conjunto”.

La gama de impuestos contempla Utilidades, Ingresos Personales, Ventas, Servicios Públicos, Trasmisión de Bienes y Herencias, Utilización de Fuerza de Trabajo, entre otros. No saldarlos en tiempo, acarrea multas y varias molestias; entre otras, congelación de trámites, retiro de licencias o permisos para la ejecución de una acción determinada.

En la etapa revolucionaria no se cobraron impuestos hasta 1995, por esto una parte de la población aún los piensa desde la perspectiva de las penalidades y la coerción; sin embargo, constituyen una necesidad del Estado cubano para contribuir al financiamiento  de gastos sociales donde nos beneficiamos todos como la educación, el deporte, la salud pública y la seguridad social.

Su aplicación no está exenta de valoraciones, actualizaciones y ajustes. Y a tal rumbo apunta nuestra segunda interrogante, válida también para otros contribuyentes. La pandemia de la covid-19 impuso un cierre temporal de los centros recreativos y afecta a los trabajadores por cuenta propia, los sonidistas, quienes continúan pagando la licencia por ejercer una actividad que no pueden ejecutar en la actualidad.

¿Continúan pagando o pueden acogerse a una suspensión temporal, sin perderla?

“No están compelidos a pagar sin las entradas económicas de su trabajo acreditado –precisó la directora de la Onat–. Deben reorientarse, ir a la Dirección Municipal de Trabajo y solicitar la suspensión temporal. Dejan de pagar sus impuestos hasta cuando, dentro de la nueva normalidad, sea posible la reapertura de los centros recreativos. Su licencia no se afecta, ni después tendrán que volver a tramitarla”.

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *