Ciego de Ávila a un paso de coronarse campeones

Osmar Carrero, lanzador abridor por Ciego de Ávila. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/AINCon excelente faena monticular del derecho Osmar Carrero y espectacular despliegue ofensivo de cuatro jonrones, Ciego de Ávila vapuleó hoy 10-2 a Industriales en el cuarto partido de la final del béisbol cubano y se colocó a un paso de conquistar su primer título.

 

Osmar Carrero, lanzador abridor por Ciego de Ávila. Foto: Marcelino Vázquez Hernández/AIN

Con excelente faena monticular del derecho Osmar Carrero y espectacular despliegue ofensivo de cuatro jonrones, Ciego de Ávila vapuleó hoy 10-2 a Industriales en el cuarto partido de la final del béisbol cubano y se colocó a un paso de conquistar su primer título.

El conjunto avileño reaccionó sensacionalmente tras caer derrotado en el tercer partido de la serie, en el que estuvieron a tres outs de la victoria.

Sin duda, el principal protagonista de este resultado fue Osmar Carrero, un lanzador de 24 años poco curtido en estos trajines de postemporada pese a estar inmerso en su sexta campaña.

Este fue el juego de mi vida, esto es muy grande, increíble, no se qué decir, es un momento único, me preparé como nunca para este partido y el resultado salió impecable. Estoy muy contento, sentenció Carrero en exclusiva con Prensa Latina, minutos después de finalizado el encuentro.

El astro avileño trabajó ocho entradas completas, en las que permitió ocho hits, otorgó dos boletos, propinó solo un ponche, y admitió par de carreras, ambas en el segundo capítulo, para obtener su tercer éxito en los play off.

Ni el más optimista de los fanáticos de los Tigres hubiera vaticinado una faena de este calibre, aunque la confianza de la dirección avileña -encabezada por Roger Machado– siempre confió en el joven serpentinero.

Carrero siempre fue nuestro hombre para hoy. Tenemos total confianza en su persona, dijo Machado.

La labor monticular de Carrero fue apuntalada por el fenomenal despliegue ofensivo de sus compañeros, quienes compilaron 16 hits, de ellos tres dobles, un triple y cuatro cuadrangulares, ante seis lanzadores industrialistas (tres novatos).

El internacional Rusney Castillo comandó a los artilleros al ligar sencillo y par de bambinazos en cinco veces al bate, con cuatro impulsadas y dos anotadas.

“Hoy las cosas salieron a la perfección, dar dos jonrones no es algo sencillo. Mañana ganamos el cuarto y a celebrar” el primer cetro nacional de Ciego de Ávila, sentenció Castillo en un aparte con Prensa Latina.

Además del jardinero derecho de Ciego de Ávila también brillaron con el madero el antesalista Raúl González (triple y jonrón, una remolcada y par de anotadas), el primera base Yorelvis Charles (dos sencillos e igual cantidad de dobles en cinco oportunidades, con tres empujadas) y el designado Isaac Martínez (imparable y cuadrangular en tres chances).

De esta manera, Ciego de Ávila obtuvo su tercer triunfo en la final (pactada al mejor de siete) y quedó a solo una victoria de coronarse campeón de Cuba por primera vez en la historia del club.

Mañana, en el marco del quinto desafío pudieran escalar el montículo los derechos Yander Guevara, por los locales, y Antonio Romero, por Industriales.

(Con información de Prensa Latina)

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}