6 DE OCTUBRE: DÍA DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO DE ESTADO

Cicatriz en la memoria

De solo recordarlo duele imaginar el pánico cundido dentro del avión civil de Cubana de Aviación CU-455 al explotar en pleno vuelo y el dolor de los familiares de las víctimas, al cual se unió en duelo el pueblo que jamás olvidará que estuvo la mano de la Agencia Central de Inteligencia detrás del horrendo crimen.

Aquel nefasto seis de octubre de 1976, la maniobra del piloto
–antes de hundirse la aeronave cerca de las costas de Barbados–impidió la caída en una playa llena de bañistas y evitó la pérdida de muchas más vidas que las de los 73 pasajeros y tripulantes a bordo fallecidos a causa del atentado: 57 cubanos –entre ellos, el equipo nacional juvenil de esgrima ganador de todas las medallas de oro del concluido Campeonato Centroamericano de esa disciplina–,11 guyaneses –la mayoría estudiantes becados en Cuba–  y cinco funcionarios coreanos.

Los terroristas venezolanos Freddy Lugo y Hernán Ricardo Lozano colocaron la carga explosiva al contratarlos sus compinches de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, autores intelectuales del sabotaje.

En su trascendental discurso en la despedida del duelo Fidel denunció la política de terrorismo de Estado fraguada desde Estados Unidos, responsable del luto en los hogares cubanos y de ofrecer impunidad a quienes emplean la violencia.

El Máximo Líder remarcó: “¡Nuestros atletas sacrificados en la flor de su vida y de sus facultades serán campeones eternos en nuestros corazones; sus medallas de oro no yacerán en el fondo del océano, se levantan ya como soles sin manchas y como símbolos en el firmamento de Cuba; no alcanzarán el honor de la olimpiada, pero han ascendido para siempre al hermoso Olimpo de los mártires de la Patria!”.

Han transcurrido 43 años y la voladura del avión es una cicatriz en la memoria de familiares y el pueblo que rinden tributo y depositan ofrendas florales en el Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de la necrópolis de Colón en recordación a esas víctimas del ominoso sabotaje y en la isla el aeropuerto y otros colectivos realizan actividades de recordación.

El Consejo de Estado –al amparo del Decreto-Ley No. 279– declaró oficialmente, en el 2010, instaurar el seis de octubre como el Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado.

 

 

 

Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *