China reporta descenso en cifra de nuevos casos de coronavirus, más enfermos y primera muerte en Corea del Sur

Chequeo puerta por puerta a pobladores en una comunidad de Wuhan. La reducción de los nuevos casos en China fue en parte el resultado de que los trabajadores sanitarios dejaron de diagnosticar a los pacientes en el acto, y de mejoras en la clasificación de los síntomas, explicaron fuentes hospitalarias. Foto: AP.

Las autoridades de China reportaron este jueves que el número de nuevos casos diarios de infectados por el coronavirus volvió a bajar, con un total de 394 diagnosticados frente a los 1 749 del miércoles, al tiempo que el temor por la expansión del virus aumentaba en Corea del Sur, donde se registró el primer fallecimiento como consecuencia de una infección por el Covid-19.

Las autoridades cambiaron el modo de contabilizar las nuevas infecciones diarias. Ahora se descuentan los casos que resultan negativos tras las pruebas de laboratorio. Este jueves, se restaron 279 casos del reporte diario luego de que las pruebas de ácido nucleico arrojaran resultados negativos.

Otras 114 personas fallecieron a causa de la nueva enfermedad, mientras inspectores de salud fueron puerta a puerta para encontrar a todos los afectados en la ciudad epicentro del brote, Wuhan.

La China continental reportó un total de 2 118 fallecimientos y 74 576 casos. Aunque el contagio general del virus se ha desacelerado, la situación sigue siendo grave en la provincia de Hubei y en su capital, Wuhan, donde se detectó el nuevo coronavirus por primera ocasión en diciembre pasado.

Más del 80% de los casos a nivel nacional y el 95% de los decesos se han registrado en Hubei, según datos de la Comisión Nacional de Salud de China.

En esa provincia china, se reportaron 349 nuevos casos confirmados, por debajo de los 1 693 del día anterior y la cifra más baja desde el 25 de enero. El número de muertes en la provincia aumentó en 108. Excluyendo a Hubei, el número de nuevos casos confirmados en la China continental cayó por decimosexto día consecutivo a 45.

Wuhan y las ciudades colindantes en la provincia de Hubei registran la mayoría de los infectados y decesos, lo que llevó al Gobierno a imponer una prohibición para viajar que se ha extendido a varias partes del país y que ahora incluye un autoaislamiento de 14 días para cualquiera que viaje fuera de su distrito.

En Wuhan se levantaron dos nuevos hospitales prefabricados para atender a los pacientes y se movilizó a miles de trabajadores médicos desde otras partes del país para ayudar.

Un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China halló que más del 80% de los infectados padecían síntomas leves y que el número de nuevas infecciones parece estar bajando desde principios de mes.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló en una conferencia de prensa que es demasiado pronto para saber si la tendencia a la baja se mantendrá, pero “todos los escenarios siguen sobre la mesa”.

Alarma en Corea del Sur

La muerte reportada en Corea del Sur es la octava registrada fuera de China. Las otras se produjeron en Francia, Japón, Filipinas y Taiwán.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur dijo que el enfermo, un surcoreano de 63 años, murió en un hospital el miércoles y que el diagnóstico fue póstumo. Según las autoridades, había sido hospitalizado con esquizofrenia durante un largo período y últimamente había exhibido síntomas de neumonía.

Ese centro confirmó 22 casos adicionales del virus (el total del país llegó a 104), 21 de los cuales se registraron en la ciudad de Daegu y cercanías, donde el alcalde local exhortó a la gente a quedarse en casa y usar mascarillas de protercción en todo momento.

El alcalde, Kwon Young-jin, realizó el pedido durante una conferencia de prensa televisada en la cual expresó el temor de que el sistema de salud local se verá abrumado por la propagación de la enfermedad y pidió ayuda urgente al Gobierno central.

“Los esfuerzos nacionales de cuarentena que se concentran actualmente en bloquear el influjo del virus (desde China) e impedir su propagación son insuficientes para impedir la circulación de la enfermedad en las poblaciones locales”, dijo Kwon.

De los 73 casos nuevos confirmados, 49 eran feligreses de una iglesia de Daegu a la que asistía una enferma confirmada del virus, una mujer de más de 60 años que no había viajado recientemente al exterior, según las autoridades de salud, y que dio positivo en un diagnóstico de Covid-19 el martes.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Japón reportó el deceso de dos antiguos pasajeros de un crucero afectado por el virus, elevando a tres el número de fallecidos en el país. El buque Diamond Princess ha rebgistrado la mayoría de casos fuera de China, con 621 pasajeros y tripulantes infectados.

Hasta la fecha, muchos países han instado sistemas de inspecciones fronterizas y aerolíneas han cancelado vuelos desde y hacia China con el fin de evitar la propagación de la enfermedad, que ha sido detectada en alrededor de 20 naciones con más de 1 000 casos confirmados.

La Organización Mundial de la Salud está en estrecho contacto con Corea del Sur por el “cúmulo” de casos de COVID-19 en torno a la ciudad central de Daegu, dijo este jueves un portavoz de la OMS, después de que las autoridades lo describieron como un “evento de superpropagación”.

“La OMS no usa ‘superpropagación’ como un término técnico. No obstante, puede haber incidentes de transmisión en la que un gran número de personas puede infectarse de una fuente común. Esto puede ocurrir por una serie de razones medioambientales y epidemiológicas”, agregó.

Este jueves se conoció que los líderes financieros de las 20 economías más grandes del mundo (G20) dijeron que la epidemia de coronavirus supone un riesgo para la economía global, según un comunicado preliminar preparado para una reunión los días 22 y 23 de febrero.

Revista The Lancet publica declaración de apoyo a científicos chinos en lucha contra coronavirus

La revista médica general The Lancet publicó el miércoles una declaración en apoyo a los científicos, profesionales de la salud pública y profesionales médicos de China en la lucha contra el brote de coronavirus.

Los científicos y profesionales chinos, en particular, “han trabajado con diligencia y eficacia para identificar rápidamente el patógeno detrás de este brote, adoptar medidas significativas para reducir su impacto y compartir sus resultados de manera transparente con la comunidad mundial de la salud. Este esfuerzo ha sido notable”, señala el comunicado.

La declaración fue firmada por científicos de salud pública que han seguido de cerca la epidemia y constituye un mensaje de apoyo a los científicos chinos.

“Estamos todos juntos en esto, con nuestras contrapartes chinas a la vanguardia, contra esta nueva amenaza viral”, agregan los científicos en el texto publicado en The Lancet.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *