Celebran Semana Mundial de la Lactancia Materna

lactancia-0007El Hogar Materno Comandante Andrés Cuevas, de La Fe, segundo poblado en importancia de Isla de la Juventud, mereció la sede del acto central por la Semana Mundial de la Lactancia Materna, fijada del primero al siete de agosto.

 

lactancia-materna

El Hogar Materno Comandante Andrés Cuevas, de La Fe, segundo poblado en importancia de Isla de la Juventud, mereció la sede del acto central por la Semana Mundial de la Lactancia Materna, fijada del primero al siete de agosto.

Esa institución, adonde ingresan las embarazadas con factores de riesgo y problemas sociales, presenta un buen confort, índice de aprovechamiento y satisfactorio resultado en la prestación del servicio, unido al acceso que facilita para almorzar en horario diurno a las gestantes con bajo peso y patologías requeridas de refuerzo alimentario.

En las conclusiones el especialista Edilberto Morales Fuentes, responsable municipal del Programa de Atención Materno Infantil, recordó la temprana inserción del hospital general docente Héroes del Baire en el Movimiento Amigo de la Madre y el Niño y enfatizó en la necesidad de rescatarlo, lo cual contribuirá a acrecentar el esfuerzo de seguirlo extendiendo por los consultorios y mejorar los indicadores, entre otros, el cumplimiento de la lactancia materna exclusiva con el período óptimo de seis meses.

Destacó que en el hospital, en la primera media hora después del parto, el médico o la enfermera le colocan la criatura a la madre y posibilitan a que el bebé comience a mamar, pues el contacto piel a piel, con el estímulo directo de la criatura sobre el pezón, facilita la rápida formación de leche.

Otras intervenciones anteriores –ante pacientes, familiares y directivos– enfatizaron en que la lactancia natural es el mejor alimento y medicina que recibe el recién nacido e incluso el calostro y la leche de transición –de los primeros días– son los más ricos en protección inmunológica para el bebé con un resguardo seguro de las afecciones diarreicas y respiratorias.

En ese contexto las enfermeras hicieron una actividad demostrativa y  comprobatoria de los conocimientos prácticos de las embarazadas acerca del tema, por ejemplo, ¿cómo colocar el niño al pecho? Lo importante es que la madre esté cómoda. La buena posición ayuda a mantener una adecuada producción de leche y evita el cansancio y lastimar sus pezones.

También hubo un squeach representativo de una grávida adolescente que no quería amamantar a su nené por temor a la deformación del busto, pero al  final las otras pacientes y el personal de la salud les dieron el apoyo necesario,  enseñándole cómo lactar y logrando convencerla de que la lactancia materna es igual de beneficiosa para el hijo y la madre, quien corre menos riesgo de adquirir cáncer y la ayuda a perder el peso extra adquirido durante el embarazo.

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}