Celebración con los estudiantes

De una forma inusual celebramos este ocho de septiembre en los medios locales de comunicación el Día Internacional del Periodista, fecha que el neoliberalismo puso en peligro de extinción años atrás, pero cuya alerta ante la creciente amenaza fascista hecha por el luchador y periodista checoslovaco Julius Fucik, ejecutado por la Gestapo nazi en esa fecha de 1943, tiene hoy más vigencia en defensa de la verdad y los pueblos.

Foto: Yoandris Delgado Matos

Hablamos de su colosal denuncia a la ignominia fascista: “Reportaje al pie de la horca”, clandestinamente sacado hoja por hoja de la cárcel, publicado en 1945 y traducido luego a 80 idiomas, del ejemplo del héroe, de las misiones actuales y los retos de los integrantes de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec)y las experiencias recientes frente a la covid-19, pero lo más importante fue hacerlo junto a los estudiantes de las carreras de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Habana.

Temprano ellos llegaron al periódico Victoria como si fuera la reanudación del curso escolar que la compleja situación epidemiológica de la capital le impidió hacer allá.

Foto: Yoandris Delgado Matos

De hecho, el provechoso encuentro con varias generaciones que ejercen la profesión devino oportuna recapitulación de las vivencias de esos muchachos contra la pandemia, en diversas misiones en sus barriosy con productos comunicativos publicados en las ediciones impresas y la web del órgano, el telecentro Islavisión, Radio Caribe, la Agencia Cubana de Noticias y otros medios.

Por eso además de la congratulación a los colectivos, muchos de los alumnos universitarios merecieron reconocimientos de la Upec, como Melissa Mavis Villar De Bardet, Osvaldo Pupo Gutiérrez, Elizabeth Sánchez Matos, Annette Rodríguez Gutiérrez y Daniela Jorge Aguilar, quienes más que agradecer esa oportunidad y su aprendizaje inédito, ratificaron su compromiso con el pueblo y contra la mentira imperial ofuscada en destruir la nación.

También allí, a la sombra de un frondoso árbol a la entrada de la editora, desde donde se sobrellevó el calor del necesario autoapagón para evitar el sobregiro en el consumo energético, denunciamos la manipulación mercenaria a la virgen mambisa, patrona de Cuba –para más ofensa el día de su festividad– y a la Revolución de todas las flores, como escribiera Ricardo Ronquillo, expresando con acierto el sentir de quienes integramos la organización profesional que él preside.

Foto: Yoandris Delgado Matos
Educación Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *