Cascada de abnegación y… productos

Satisfacción de productores y clientes en el punto de ventaCuando uno llega al organopónico La Cascada en el poblado La Fe aprecia una atmósfera imprescindible para los tiempos actuales y que se resume en cualidades como la abnegación, la disciplina y la exigencia como respaldo a lo que se ha dado en llamar asunto de seguridad nacional: la producción de alimentos.

Giovanni asegura contar con una tropa aguerrida

Cuando uno llega al organopónico La Cascada en el poblado La Fe aprecia una atmósfera imprescindible para los tiempos actuales y que se resume en cualidades como la abnegación, la disciplina y la exigencia como respaldo a lo que se ha dado en llamar asunto de seguridad nacional: la producción de alimentos.

Y sus trabajadores han tenido que sortear dificultades y carencias, incomprensiones a veces, pero la búsqueda de iniciativas y la urgencia para resolver los problemas se ha impuesto en un colectivo perteneciente a la Agricultura Urbana que tiene como fin responder a la demanda de hortalizas, condimentos frescos y otras muchas producciones agropecuarias.

JARDIN DE ALIMENTOS Y FLORES

Un joven emprendedor y comprometido con su tiempo, Geovannis Hernández Columbié, es el administrador de esta instalación que abarca tres y media hectáreas, donde se exhiben con orgullo los canteros vigorosos de berro, zanahoria, remolacha, habichuela y hasta fresa.

“No hay secretos, esto es resultado de la dedicación y el esfuerzo de todos y de no perder un minuto. Aquí cosechando y nuevamente sembrando es lo mismo”.

“Imagínate que el pasado año de un plan de 55 toneladas de condimentos frescos y vegetales produjimos 62 y ya a mediados de abril estamos cerca de la mitad del plan del 2012”.

“Además, acopiamos nueve mil docenas de flores, entre las que sobresalen las variedades de claveles, Príncipe Negro, Extrañarosa y Margaritas, entre otras”.

Todo ello ha posibilitado que esta pequeña área abastezca a los círculos infantiles, hogar de anciano, el Sector Militar 1180, escuelas y mantenga una oferta constante para la población, satisfecha de la calidad de los productos y sobre todo de los precios.

Ahora incursionan en la crianza de conejos

CERO FERTILIZANTES

La conversación con Hernández Columbié depara sorpresas tras sorpresas, pues al indagar sobre el almacén de fertilizantes para lograr tan altos volúmenes de cosecha, sonríe.

“Aquí no utilizamos nada de eso, como puedes apreciar solo  lombricultura, compost y estiércol, todo muy ecológico”. Y es que el organopónico La Cascada es uno de los mayores productores de abono orgánico, con Referencia Municipal.

Ello responde a una cohesión colectiva que no se cansa en aras de llevar a vías de hecho uno de los principales Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, relacionado con el autoabastecimiento alimentario con apoyo de la Agricultura Urbana y Suburbana.

De ahí la siembra de maíz, guayaba, boniato, yuca, king grass como banco de proteínas para la crianza de conejos, donde incursionan por primera vez, pero con la seguridad de que pueden aportar 40 kilogramos de la apetecida carne cada mes.

Satisfacción de productores y clientes en el punto de venta

UNA BUENA DISTRIBUCIÓN DE LAS GANANCIAS

Resulta un imperativo actual hacer corresponder los niveles productivos con la satisfacción salarial de los trabajadores, un tema que guarda relación con el despegue de la productividad en el sector agropecuario; sin embargo, este problema quedó resuelto en el organopónico La Cascada.

Según explicó el administrador, aplican sistemas de pago con los que todos salen beneficiados, tanto los trabajadores con mejores salarios, como los pobladores que acuden seguros a ese establecimiento para adquirir con seguridad vegetales y condimentos frescos que enriquecen su dieta cotidiana.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}