Casas cerradas, peligro potencial

candado-noticia-2Para librar la batalla por reducir y eliminar de una vez al mosquito Aedes aegypti de nuestro entorno, como se ha explicado en ocasiones anteriores, es decisivo el apoyo, la cooperación y la disciplina de las personas.

 

aedes-anctivectorial

Para librar la batalla por reducir y eliminar de una vez al mosquito Aedes aegypti de nuestro entorno, como se ha explicado en ocasiones anteriores, es decisivo el apoyo, la cooperación y la disciplina de las personas.

Pues, además, de realizar de manera correcta el autofocal familiar, no botar el abate y esperar los 30 minutos después de la fumigación, es necesario garantizar la inspección de cada hogar por los operarios del control de vectores, aunque por determinada razón los habitantes no se encuentren en ella.

Resulta importante saber que cada vivienda cerrada constituye un foco potencial, porque en su interior pueden permanecer depósitos de agua sin ser revisados por el operario, también está latente la posibilidad de crearse en los patios condiciones antihigiénicas que favorezcan la proliferación de vectores como el mosquito.

Por eso, toda gestión que hagamos en aras de garantizar la visita al hogar por parte del personal calificado, es poca si de salvaguardar la vida se trata.

aedes-fumigacion-2En este sentido debemos ser previsores y antes de dejar inaccesible el inmueble para la revisión, coordinar con un vecino y el presidente del CDR la entrega de la llave para que en nuestra ausencia, pueda realizarse la inspección sin dificultad, en el caso de viajar fuera del Municipio o del país por un período que exceda el ciclo de la vigilancia antivectorial.

Si la razón es otra, como por ejemplo estar habitando en otra residencia pero dentro del territorio, lo ideal es dejar bien claro a los factores del barrio la dirección exacta donde podamos ser localizados, y ante el llamado de la comunidad acudir con prontitud para solucionar cualquier inconveniente.

Hasta el 17 de septiembre en el ciclo de 22 días quedaban sin registrar 149 viviendas de 8 778 inspeccionadas para un índice de 0,8 por encima del permisible que es de 0,5, así lo precisó Alides Osorio Montero, director de Vectores.

Hoy los operarios del control de vectores de conjunto con los factores del barrio y las direcciones de las entidades involucradas en esta actividad, trabajan por recuperar ese atraso, conscientes de su morosidad a la hora de hacer cumplir lo establecido por indicación del viceministro de Salud Pública y el director nacional de Vectores, para el proceder ante una vivienda cerrada por la no presencia reiterada o definitiva del dueño o moradores.

Lo estipulado señala que el operario en el momento de la inspección al deducir con miembros del CDR y la FMC el motivo por el cual la vivienda está cerrada, gestionará la apertura de ese hogar con la Dirección Municipal de la Vivienda.

Informará del particular a la dirección del área de salud y con posterioridad al director del Centro de Higiene y Epidemiología, quien solicita a través de un documento la apertura de la casa al fiscal municipal.

Con la aprobación legal se procede a acometer la intervención por un cerrajero, con la presencia del operario, el médico de la familia y dos testigos del CDR.

aedes-campanna-antivectorial-cfg2

Una vez dentro del inmueble son ejecutadas las acciones antivectoriales, como sellar las entradas de agua, sanear el patio, obturar herméticamente los depósitos donde pueda acumularse el líquido, se aplica tratamiento adulticida residual y así la vivienda está en condiciones de permanecer cerrada durante el tiempo de acción del plaguicida empleado.

Esta es una operación que requiere de varios pasos que pudieran ahorrase si somos conscientes y garantizamos a través de los vecinos o los factores de la comunidad la accesibilidad al hogar cuando estemos fuera.

Es un combate en el cual no podemos darnos el lujo de malgastar el tiempo y los recursos; los errores, las insuficiencias y la pasividad son siempre bien aprovechadas por el Aedes, que cada día busca nuevas brechas para sobrevivir, por lo tanto resulta insoslayable reducir al máximo el índice de casas cerradas, así minimizamos cualquier posibilidad de refugio y reproducción; sin duda alguna está en nuestras manos poder lograrlo solo resta accionar para concretarlo.

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}