Carga energética para conquistadores del futuro

Foto: Karelia Álvarez Rosell

Llegaron cargados de expectativas y sueños, algunos ya con la certeza de qué van a estudiar cuando concluyan el doce grado, mientras, otros andan con ciertas ambigüedades aunque sí experimentan su inclinación por las ciencias, las cuales, como bien aseguran “son su fuerte”.

Entre tendidos eléctricos, postes, modernas plantas generadoras, ruido ensordecedor se vieron unos muchachos uniformados en una mañana de estos primeros días de abril. Sabían que desandaban por la Empresa Eléctrica, pero pocos conocían que esta entidad es la encargada de generar, distribuir y comercializar electricidad con calidad.

Se trataba de estudiantes del preuniversitario Ignacio Agramonte y del IPVCE América Lavadí Arce que fueron convocados por la entidad para participar en el Evento de Puertas Abiertas de Energía, del cual la Isla de la Juventud fue su sede nacional.

Todo estaba previsto, por ello pasar al interior resultó sencillo; no obstante, fueron advertidos de los riesgos a los cuales se someten los trabajadores y sobre cuánto se hace en pos de su seguridad porque la vida del hombre ahí es lo más importante.

Quedaron atónitos cuando conocieron que la historia de la energía eléctrica en el Municipio data de hace más de 100 años (1914) y que no fue hasta luego del triunfo revolucionario que se trazó una estrategia en pos de extender tan importante servicio no solo a la ciudad de Nueva Gerona o comunidades de mayor población sino hasta los lugares más intrincados.

Observo rostros atentos, procesando cada información que reciben. Se les ve entusiastas y ávidos de más conocimientos acerca de la generación, cuya capacidad instalada está distribuida entre ocho unidades de fuel oil, de tecnología MAN, tres MTU (Diesel), además de un parque eólico Los Canarreos, tres parque fotovoltaicos y dos unidades de biomasa forestal ubicadas en el poblado de Cocodrilo y La Melvis.

A lo anterior también se suma la renovada planta de Cayo Largo del Sur. Las muchachas y muchachos no dejan de preguntar durante el recorrido, el cual concluye porque debían trasladarse hacia el hotel Colony, donde prosiguió el evento.

En la yutong afloran los atinados comentarios, no solo sobre la oportuna y bien recibida merienda sino de lo acontecido hasta el momento. Ya en la instalación turística quedan prendados de la piscina y la playa, pero posponen el chapuzón para cuando todo concluya.

Varias fueron las ponencias presentadas: Energía eléctrica: actualidad y futuro; Informática, automática y comunicaciones, La ciencia aplicada al desarrollo, entre otras que les permitió tener un perfil mucho más amplio acerca de la ingeniería Eléctrica y otras afines.

La importancia del despacho de carga, para muchos el cerebro de la empresa ya que debe lograr el funcionamiento armónico del sistema, constituyó uno de los temas abordados, al igual que las Fuentes Renovables de Energía, su empleo en el territorio y las perspectivas hasta el 2030 cuando se pretende llegar a una penetración del 30 por ciento, con predominio de la fotovoltaica.

Los estudiantes no se quedaron atrás, también expusieron sus conocimientos acerca de las diversas formas para la obtención de electricidad, y cuáles son las más saludables para la protección de la naturaleza.

Ricardo Abad, del IPVCE. Foto: Karelia Álvarez Rosell

Ricardo Abad Frómeta, quien cursa el onceno grado en el IPVCE, manifestó: “Son muy bueno este tipo de eventos porque el estudiante puede instruirse y conocer acerca de otras  especialidades.

“He adquirido mayores conocimientos sobre la energía, de cómo se transforma, de las nuevas tecnologías, el desarrollo en el territorio de las fuentes renovables y por qué es importante preservar el medio ambiente.

“Aquí contribuyeron a una mejor orientación profesional, siento una inclinación muy fuerte por la ingeniería Industrial, es lo que pienso estudiar cuando concluya el pre y ya sé que al graduarme como tal puedo aportarle a la Empresa Eléctrica también.”

Keyris, del Ignacio Agramonte. Foto: Karelia Álvarez Rosell

Por su parte Keyris Corrales Anderson, del IPU Ignacio Agramonte, manifestó que pertenece a la Sociedad Científica de Física y ahí ha podido comprender la vinculación que tiene la energía con esa ciencia.

“Me inclino por la ingeniería en Informática, ya desarrollamos una multimedia mediante la cual potenciamos la importancia de la energía eléctrica, su uso para el progreso y el empleo de fuentes de energía mucho más limpias y menos costosas.

“A mí me ha encantado el encuentro, cuando llegué tenía la idea de que en la Empresa Eléctrica solo podían trabajar ingenieros eléctricos y aquí comprendí que no, que desde otras ramas se puede aportar a la entidad”.

Ana Delia Vento Vera, especialista de capacitación de la Unión Eléctrica, los instó a prepararse bien porque ellos son los continuadores, mientras los trabajadores “eléctricos” presentes les dijeron que las puertas de la entidad siempre estarán abiertas para jóvenes inquietos, alegres, profundos y conquistadores del futuro.

Foto: Karelia Álvarez Rosell

 

Educación Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *