Caravana de futuros maestros

Con Fidel y Martí al frente marcharon los pioneros. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Esmeralda salió de su aula hace 20 años y con ella llevó por siempre tatuado el recuerdo de aquel maestro, “el mejor” como ella misma dice; el que regañó, aconsejó y educó sabiamente, el que en su niñez ya le auguraba la profesión que con pasión ella ejerce hoy.

Y es que Reynaldo Medina Nuevo es de esos educadores formados por vocación, cuyos conocimientos y conceptos pueden transferirse a la vida real, personal, y por eso son difíciles de olvidar.

Pero Reynaldo también sabe el valor de lo que predica, de ahí que en la escuela primaria Josué País García –de la cual es su director– promueve los círculos de interés por el magisterio y en esta jornada de homenaje a los educadores motivó a sus pioneros a salir en la caravana “Yo seré maestro”.

EN MARCHA LA CARAVANA

La mañana iniciaba con entusiasmo, pues aquí las celebraciones por el Día del Educador –cada 22 de diciembre– empiezan antes.

Por eso alistándose se encontraban pioneros de quinto y sexto grados de la escuela Josué País y otros de la secundaria Enrique José Varona, para salir en marcha por Nueva Gerona y en cada una de ellas homenajear a sus héroes del pizarrón.

Así, partieron y estuvieron en los centros Hermanos Saíz y Manuel Alcolea y en la escuela pedagógica Martha Machado Cuní, donde además, agasajaron a los estudiantes en el 48 aniversario de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (Feem).

La bandera cubana iba adelante, escoltada por otras dos de la Organización de Pioneros José Martí, cuya presidenta municipal–Osleysis López Acuña– también acompañó a los pequeños: “Ha sido una mañana intensa, conducida por consignas y, más especial aún, por la alegría y sonrisa de estos niños que sueñan con ser maestros, una labor tan hermosa y que tanta falta hace”.

No iban solos, estaban los retratos de José Martí y Fidel: uno, el Maestro, el otro, su mejor discípulo que enseñó a seguir su ejemplo.

YO SERÉ MAESTRO

Lien Medina Li, Lianaday Thompson Hernández y Arleen Amanda Medina Pérez se sumaron al “Yo seré maestro”, frase que a viva voz pronunciaron desde el inicio de la marcha con la convicción de seguir el ejemplo de aquellos alfabetizadores que, con amor y paciencia, enseñaron a leer y a escribir a la mayoría del pueblo cubano al triunfar la Revolución.

Aquella batalla, como la llamó Fidel en la Plaza de la Revolución el 22 de diciembre de 1961 al proclamar a Cuba como “Territorio Libre de Analfabetismo”, la recuerda de igual forma Luis Manuel Gómez González, de sexto grado: “Para mí sería un gran honor seguir el ejemplo de los alfabetizadores y de los jóvenes de la brigada Conrado Benítez, así como el de mi abuelo, que también fue maestro. Me inspiro en ellos y en quienes me enseñan a ser mejor”.

Sus tiernos corazones laten todavía de prisa, ansiosos por ese Día en que temprano se llenará de flores el buró del maestro, ese que particularmente será siempre “el mejor”, pero que aún necesita de mayor apoyo de la sociedad para que el fruto de su trabajo se revierta en más conocimientos para los niños y los jóvenes.

“Homenajear a los educadores y motivar a los niños fue el principal objetivo”, dijo Reynaldo Medina. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Reynaldo –impulsor de esta iniciativa– tendrá su merecido reconocimiento, pues por algo sus alumnos lo aprecian tanto, así como el resto de los pedagogos, quienes serán honrados en galas, matutinos o sencillamente con las postales de sus alumnos.

La Revolución Cubana atesora una colosal obra educacional, cuyo propósito esencial es elevar la calidad de la educación de un país que prioriza la formación de sus hijos y que –al decir de Fidel– “transita necesariamente por la vinculación de la palabra con la acción y las convicciones con la conducta, como base del prestigio de los educadores”.

En la escuela Martha Machado hizo estancia la caravana Yo seré maestro. Foto: Yesmani Vega Ávalos
Educación Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *