Caracteriza OPS manejo de Covid-19 en Cuba un año después

El representante de la OPS/OMS en Cuba, José Moya, caracterizó el programa gubernamental para enfrentar la Covid-19 como multisectorial, centrado en lo preventivo y de monitoreo constante, a un año hoy del diagnóstico de los primeros casos.

Al hacer un balance del comportamiento de la enfermedad en el país, dijo en declaraciones a Prensa Latina que el plan presenta varios factores a destacar: uno de ellos la participación de todos, desde el gobierno, las autoridades sanitarias y los demás sectores.

Esa visión ha mantenido un seguimiento constante para hacer los ajustes necesarios, así como la identificación temprana de los casos bajo la supervisión de la atención primaria de salud, con el rastreo de posibles enfermos, más la identificación en los laboratorios. Todo en su conjunto ha sido fundamental, valoró.

Bajo la conducción en lo preventivo del director nacional de Epidemiología, Francisco Durán, el país puede conocer a diario desde marzo de 2020 lo que sucede con la enfermedad; y además recibir recomendaciones.

La nación estableció, desde los inicios, el uso del nasobuco como obligatorio, cuando el mundo en aquellos momentos cuestionaba su pertinencia, recordó el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la isla caribeña.

Otras medidas fueron fundamentales como el distanciamiento físico, la higiene de las manos para controlar la trasmisión los primeros meses, puntualizó el funcionario, tras explicar las causas del incremento de los casos en la actualidad.

Desde diciembre, aumentaron los contagios con la apertura de los vuelos internacionales, como sucede en cualquier parte del mundo; esto incrementó la trasmisión, que ahora se mantiene en meseta, con oscilaciones que rondan en los 800 casos diarios, explicó.

Para el funcionario, el manejo de la enfermedad es posible debido a la fortaleza del sistema de salud que es universal, gratuito y con acceso a todos, hecho que ha dado solidez en la respuesta a la pandemia, tanto hospitalaria como comunitaria.

A una interrogante sobre el inicio de la fase III del ensayo clínico de la primera de los candidatos vacunales de Cuba contra la Covid-19, resaltó el potencial científico de la isla.

Son más de tres décadas dirigidos a la investigación, que no solo aportó los candidatos vacunales sino además los medicamentos del protocolo de tratamiento. Ahora llega la esperanza con estas vacunas, dijo Moya.

El lunes último, comenzó la fase III del ensayo en humanos de Soberana 02, el proyecto más avanzado anti-Covid-19 que incluye 44 mil 10 voluntarios para demostrar su eficacia.

Cuba reporta en las últimas horas 58 mil 379 casos de Covid-19 y 53 mil 450 recuperados, mientras 357 fallecieron por su causa, justo a un año del diagnóstico de los primeros casos.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *