Capacitación y salario en congreso de base

La capacitación de los dirigentes sindicales de base y el salario fueron temas analizados en la primera asamblea XXI Congreso de la CTC en el Municipio, que tuvo como protagonistas a los trabajadores de las unidades estatales básicas de proyectos Agropecuarios y de Informática y Comunicaciones del Ministerio de la Agricultura.

En el encuentro, donde se discutió el documento Bases para el fortalecimiento del movimiento sindical, las intervenciones giraron en torno al rol de esta organización en la materialización de los planes económicos y la estimulación moral y material.

El convenio colectivo de trabajo y su cumplimiento fueron tratados, especialmente respecto al conocimiento del documento y su materialización por parte de la administración con el debido chequeo en las asambleas sindicales.

Mereció la atención de los asistentes lo nocivo de la doble moneda y el incumplimiento por los grupos empresariales de las propuestas de modificación de los planes, que solo llegan por directivas.

Varias intervenciones pusieron en el tapete la pobre vinculación de los cuadros del sindicato con colectivos obreros para atender los problemas y buscar soluciones con las direcciones administrativas.

No faltaron en la polémica las limitaciones para la obtención de los símbolos patrios, el desarrollo de la emulación como motor impulsor de las tareas y el combate cotidiano frente al delito y la labor subversiva del enemigo.

Otros planteamientos estuvieron relacionados con los jubilados, sus pensiones, su poder adquisitivo y el alto costo de medicamentos y alimentos a su alcance, así como la imposibilidad de comprar en las tiendas en horario laboral.

Al término de los debates fueron elegidos Carlos Díaz González como precandidato al cónclave sindical y Yusmary Olivera Pupo e Idanis Viel Cuevas al Consejo Nacional de la CTC.

La Isla tiene previsto realizar hasta el venidero 20 de septiembre unos 908 encuentros, donde cerca de 30 000 afiliados, incluidos los del sector no estatal, podrán opinar para hacer más eficiente la labor sindical.

 

 

Otras de la Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *