Campesino pinero fomenta coto porcino criollo

El cooperativista Genito Delgado Arias es responsable de potenciar en su finca un coto porcino de capa oscura, cuya base genética aportará a la multiplicación de esos ejemplares criollos en Isla de la Juventud.

A tenor del complejo escenario internacional agravado por la COVID-19 y tenso para el país a consecuencia del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. contra Cuba, ese renglón ha sido seriamente afectado en el municipio, donde se logró altos volúmenes de carne de cerdo que la población adquiría, de forma fresca y regular, por un precio de hasta 18.00 CUP la libra, el cual se ha incrementado considerablemente en los últimos tiempos.

Por la difícil situación de Cuba para importar insumos destinados a la elaboración de pienso, Delgado Arias decidió tumbar monte para fomentar bajo los palmares la crianza del puerco criollo, tecnología y raza autóctona, que habían sido preteridas y/o sustituidas por otras con superior conversión pienso-carne.

Actualmente, tengo 30 reproductoras, tres verracos y 63 nacimientos, comentó a la Agencia Cubana de Noticias este productor integral, perteneciente a la Cooperativa de Crédito y Servicios Sabino Pupo, localizada a una treintena de kilómetros de la ciudad cabecera en el municipio especial.

Agregó que el potencial de reproductoras debe incrementar a partir de la incorporación de 50 hembras procedentes de La Habana hasta llegar a la cifra de cien, para tributar a otros campesinos estos animales de pureza genética, a fin de garantizar el fomento de esas crías con palmiche, como fuente de alimentación, y sustituir la importación de insumos para pienso.

En visita reciente al ultramarino territorio, José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, – aludió al imperativo de fomentar este tipo de práctica que tributa al autoabastecimiento territorial, la autosostenibilidad y favorece la soberanía alimentaria.

Este destacado productor de Isla de la Juventud, junto a esposa e hijo apuesta por la agricultura familiar para producir alimentos, estrategia que le permite buscar alternativas a fin de paliar el déficit de insumos en el desarrollo agropecuario y tributar a la voluntad del país de garantizar cinco kilogramos de proteína animal per cápita en la dieta de los cubanos.

El explota en usufructo cinco caballerías dedicadas, además, al cultivo del melón, yuca, boniato, frijoles, tomate, ají pimiento y plátano macho; cuenta con 93 cabezas de carneros y ganado bovino, que maneja en 18 cuartones tradicionales con garantía de pastos, agua y área de sombra.

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *