Camino a la recuperación

Ilustración: Alfredo Martirena Hernández

A tres meses de la aparición de los primeros casos de COVID-19, Cuba prepara el inicio de la recuperación al alcanzar indicadores que señalan el control de la pandemia, con la aplicación de los protocolos sanitarios y el aporte de la ciencia y la biotecnología.

Así destacó el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez en la Mesa Redonda televisiva este jueves, e informó la estrategia para la reanudación gradual de las actividades.

La nueva normalidad estará regida por medidas encaminadas a evitar un rebrote de la enfermedad y por ello serán implementadas en dos fases, la primera es la recuperación posCOVID-19, referida al regreso de manera asimétrica y gradual a la normalidad en las actividades económicas y sociales; y la segunda corresponde al fortalecimiento económico para enfrentar la crisis a nivel global.

De acuerdo con el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, las medidas en la primera etapa se conciben en tres fases y aunque abarcan transporte, salud, turismo y educación, continuará de forma permanente la desinfección de manos y superficies y la pesquisa activa, así como el distanciamiento físico y uso obligatorio del nasobuco.

Ningún trabajador puede asistir al centro con síntomas respiratorios y se mantendrá la protección a profesionales en situación de riesgo.

Reanudarán los servicios hospitalarios de forma gradual a un 50, 75 y 100 por ciento de sus prestaciones, por ese orden, en cada momento, aunque durante las dos primeras fases se mantienen suspendidas las visitas y en la tercera reforzarán su organización.

En el transporte durante la fase uno se restablecerán, con limitaciones, el urbano, intermunicipal y rural estatal y particular.

Se mantiene, en el ámbito laboral, el pago por resultados y fomenta el teletrabajo. Quienes no asistan a su centro de trabajo por disposiciones sanitarias conservarán su salario íntegro.

Respecto al Comercio Interior se mantiene la venta controlada del módulo de aseo en las bodegas y la regulación del expendio de productos de alta demanda en las cadenas de tiendas.

Mantiene el reinicio del curso en septiembre y en noviembre iniciará el nuevo período. Continúan suspendidos los eventos deportivos internacionales pero retoma la preparación para estos y comenzarán a abrir museos, casas de cultura, teatros y cines.

El turismo abrirá durante la primera fase solo al nacional y en la segunda se extenderá al internacional, pero en la cayería norte y sur y con una limitación en la ocupación y capacidad de servicios gastronómicos, así como excursiones y renta de autos.

Respecto al verano, abrirán las piscinas al 30 por ciento siguiendo protocolos sanitarios, el acceso a las playas bajo el control del Gobierno local y del Minint y no se incentivarán aglomeraciones.

El Presidente cubano reconoció el trabajo intenso desplegado y las acciones y apoyo del pueblo. “Demostramos que pudimos y podemos”, expresó Díaz-Canel al finalizar su intervención y enfatizó: ¡Fuerza Cuba! que nos recuperaremos y venceremos”, aseguró.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *