Camino a la libertad definitiva

Foto: Archivo

Unos tres años separan la salida de Fidel Castro y el resto de los Moncadistas del antiguo Presidio Modelo del triunfo revolucionario el Primero de Enero de 1959. Unos tres años de que, lo que fuera el sueño de muchos y misión que hiciera suya un puñado de valientes, se concretara en la soberanía de esta tierra pisoteada, empobrecida y bañada en sangre durante varios regímenes opresores.

Con la salida en esa fecha ya histórica, Fulgencio Batista recibió un duro golpe no solo del Comité de Familiares Pro Amnistía de los Presos Políticos y el movimiento popular generado para que la Ley de Amnistía incluyera a los jóvenes revolucionarios, hasta ese momento excluidos por querer condicionar su salida.

El pueblo todo veía en esos hombres, la posibilidad de poner fin a la opresión existente.

Aquel 15 de mayo se hace el anuncio a familiares y periodistas presentes fuera de Presidio de que había llegado la orden de liberar a los asaltantes y a partir de la una de la tarde se hace efectiva e inicia así un nuevo período por la liberación de Cuba.

Tan emotivo y sentido como el recibimiento del pueblo pinero y parientes a los Moncadistas a su salida fue la espera para escuchar al líder del naciente Movimiento 26 de Julio en la conferencia de prensa que ofrecería en el Hotel Isla de Pinos de Nueva Gerona.

Allí no solo planteó que no se iría de Cuba y dijo que no detendría su lucha contra el régimen imperante, denunciando sus lacras, desenmascarando ladrones, a la vez trataría de lograr la unión de las fuerzas morales del país. Expresó sincero agradecimiento a la prensa que se hizo eco del anhelo popular por la amnistía.

Otro paso en el camino a la libertad constituyó la salida de los sobrevivientes de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El pueblo evoca aquel acontecimiento como un innegable triunfo popular de la unidad de los cubanos y de la firmeza de los encarcelados por la emancipación definitiva de la Patria, que se consolida luego de 66 años de recrudecido bloqueo, más comprometidos con los ideales de Fidel y sus continuadores enfrascados hoy en la Tarea Ordenamiento por una mejor nación.

Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *