Cada generación tiene su 26

Ya han pasado 124 años de aquel 26 de julio de 1896 en que un grupo de jóvenes pineros, desafiando la representación del gobierno español en la entonces Isla de Pinos, se alzara en Nueva Gerona con el propósito de capturar al capitán general José Berriz y unirse a las tropas comandadas por Antonio Maceo cuando extendían la lucha independentista al occidente cubano.

En 1953, 57 años después en la misma fecha, en la que también se celebraban las fiestas carnavalescas en la entonces más oriental provincia cubana, otro grupo de valerosos jóvenes empeñados en no dejar morir al Apóstol en el año del centenario de su natalicio, asaltaron la segunda fortaleza militar de la tiranía de Batista, el cuartel Moncada en Santiago de Cuba, y de forma simultánea el Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo. Esa fecha, destacada en la historia patria como el Día de la Rebeldía Nacional, inició la etapa por la definitiva liberación de Cuba.

Ambas epopeyas no solo se enlazan en igual jornada de julio, sino en sus propósitos redentores de la lucha por eliminar la dominación existente en aras de un futuro próspero para la nación y sus hijos.

En este territorio derramó su sangre uno de los organizadores del levantamiento, Bruno Hernández, primer mártir aquí por la independencia.

Otros muchos fueron asesinados con rabia y torturas insaciables en las acciones del Moncada, pero en todos brillaron el valor, la hidalguía y el patriotismo de los cubanos, y a la vez demostraron que había una generación dispuesta a luchar hasta sus últimas consecuencias.

En cada momento la juventud ha hecho suyo el curso de la historia, su sentimiento de rebeldía contra la opresión la convirtió en protagonista de cuanta transformación demandara la nación desde hace más de 150 años, en la única Revolución, iniciada el diez de octubre de 1868 y continuada hoy con superiores objetivos y en condiciones muy adversas por la presencia de un imperio agresivo empeñado en sojuzgar al mundo con su agonizante modelo neoliberal.

Por eso cada 26 evocamos la rebeldía, que multiplica el orgullo y patriotismo de los cubanos. Cada 26 crece la Patria como lo sigue haciendo con la digna y solidaria respuesta dada ante la pandemia en su tierra y en otras partes del orbe.

Tanto los jóvenes del alzamiento pinero como los del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes tuvieron oportunidad de dejar escritas páginas imborrables de heroísmo; los de hoy han tenido la oportunidad de convertirse en “valientes” defensores de la vida, que es lo más preciado del ser humano, entregándose en el cumplimiento de disímiles tareas en barriadas, hospitales, centros de vigilancia, de tránsito, de aislamiento de contactos y sospechosos, en la recuperación, con aporte voluntario y decidido como lo hicieron los muchachos que siguieron a Fidel aquella madrugada inolvidable.

Los que hoy continúan sus pasos están conscientes de que forman parte de una generación de cubanos igualmente comprometida con los destinos de Cuba y asumen sus misiones como su Moncada, en momentos tan complejos como hace 67 años en que enfrentaron un ejército armado hasta los dientes, muros que parecían infranqueables, colosales mentiras y un revés que lo hicieron victoria para todos los tiempos.

26 de Julio 2020 Historia Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *