Brotan premios en una letra lírica

Entre melodías salidas de una guitarra y versos escritos a la ciudad fueron dados a conocer, en el espacio Letra lírica del Centro Municipal del Libro y la Literatura, los ganadores del concurso Premio Fundación de Nueva Gerona, este 17 de diciembre, en su XX edición, cuando la capital pinera arriba a sus 190 años.  

Alexander Aguilar López. Foto: Yoandris Delgado Matos

En Literatura para niños y jóvenes, con variedad de temas y estilos en 21 cuadernos presentados, el ganador fue La casa del duende de Alexander Aguilar López, narrador y poeta de la provincia  Granma, con reconocimientos nacionales e internacionales como el de la Excelencia Literaria, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y la embajada de Guatemala en Cuba, premio de décima escrita Cucalambé y La Milana bonita de España.

Según el jurado su propuesta asombra por el lirismo, su unidad temática, el uso de metáforas con alto vuelo poético y de elementos de la literatura universal.

Armando López Carralero. Foto: Yoandris Delgado Matos

En Poesía se alzó con el lauro el libro Las súbitas crecidas del tunero Armando López Carralero, por el manejo de una escritura sin aparatosidad, movilizadora de un conjunto de cápsulas tópicas que en su interacción fecundan un espacio ilimitado de condiciones dramáticas y que en su circuito de ilusión o desengaño transgrede las fronteras entre prosa y poesía para hacernos cómplices de la percepción poética de lo bello.

Ambos escritores participan por primera vez en este Premio y vía Internet ofrecieron sus consideraciones.

“El libro –declaró Aguilar López– es una historia contada poéticamente o tal vez ciertos poemas que cuentan la historia de una niña quien llega a una casa hechizada por el duende y allí las cosas pueden hablar. Tiene la intención de hacer concurrir ambos géneros y hacerlos confluir en las respuestas de los distintos personajes, en este caso objetos.

“Todos los premios son importantes. Diría que son parte necesaria del camino hacia y por la literatura. En Cuba existe una pluralidad inmensa de voces, lo cual le concede un valor agregado. Este ha ganado prestigio por lo que me satisface saber que el jurado me lo concediera; en tanto es señal para seguir trabajando”.

El joven miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Armando López con una sustanciosa obra, varios títulos publicados en importantes editoriales y textos suyos recogidos en reconocidas antologías, expresó: “Siempre que se rinde homenaje a una ciudad, se honra. Es ella la que acompaña parte de la vida del hombre. Haber participado en el concurso significa mucho para mí, porque veo el final de un libro que amo; en el fondo son los libros quienes eligen sus derroteros y porque la idea del poemario haya sido, desde el inicio, contar situaciones de la vida de cualquier persona, mediante el erotismo. Sé que es un concurso muy prestigioso. Haberlo ganado es muy gratificante porque me da una idea de que mi obra se encauza por buen camino”.

De largo se vistió la Letra lírica en el patio de la AHS del Paseo Martí al tener como invitada a la joven intérprete Annie Garcés Santana, quien con su exquisita voz le otorgó mayor brillo al espacio y a la premiación con los que los literatos del territorio culminan una jornada que reverenció la buena literatura.

Nuestro Julito, ganador del Waldo Medina, recibe el premio. Foto: Yoandris Delgado Matos

El premio colateral Waldo Medina que concede la filial pinera de la Uneac lo mereció el multipremiado autor Julio César Sánchez Guerra con su sublime Mi abuela y el papalote sin hilos, texto que mueve y conmueve, mientras que Inalvis Ramírez Corría por El color de los sueños, ganó la mención.

 

 

190 Aniversario Nueva Gerona ALSUR 2020 Cultura
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *