Bienvenida la origami

Origamy1AEs habitual verla rodeada de estudiantes en su departamento de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Carlos Manuel de Céspedes, donde les orienta, como parte de los contenidos de Educación Artística, medir con mucha exactitud papeles en desuso que luego recortarán con cuidado y realizarán dobleces hasta dar cuerpo a las figuras deseadas.

En el sector educacional desarrolla habilidades manuales

Fotos: Arturo Enamorado López

Es habitual verla rodeada de estudiantes en su departamento de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Carlos Manuel de Céspedes, donde les orienta, como parte de los contenidos de Educación Artística, medir con mucha exactitud papeles en desuso que luego recortarán con cuidado y realizarán dobleces hasta dar cuerpo a las figuras deseadas.

Se trata de la técnica Origami, arte educativo de origen japonés, con el cual las personas desarrollan su expresión artística e intelectual mientras transforman el papel en formas de distintos tamaños y simbología, partiendo de una base inicial cuadrada o rectangular.

La profesora Deybis García Mola es la guía de este proyecto que ya deja una estela en el desarrollo de habilidades de los futuros maestros formados por ella en este centro educacional.

“Moldeamos lo mismo animales, http://es.wikipedia.org/wiki/Ãrbol flores, árboles y búcaros sin utilizar tijeras ni pegamento, tan sólo papel y las manos”, comenta la también máster en Ciencias de la Educación mientras presentaba las obras al público interesado en observar la originalidad de esta iniciativa.

Disímiles figuras pueden formarse con el arte de la origami“Quien lo practica goza de calma –continuó– paciencia y perseverancia, propio de las terapias basadas en el ejercicio manual. Además, resulta de gran ayuda en la educación porque desarrolla destreza, exactitud y precisión a partir de una estricta concentración para elaborar las figuras. Fortalece la autoestima ya que el alumno decide hacer sus propias creaciones.

“El Origami es una ocupación apasionante para los amantes de las figuras y las formas; muy apropiado a la hora de trabajar con grupos, pues sirve de estímulo y su gran ventaja es, sin dudas, el material empleado, solo papel.
“Estimula la capacidad de observación, la coordinación visual-motora, la destreza manual y la creatividad artística de niños y adolescentes, quienes tienen un eficaz desarrollo integral y armonioso de su personalidad al ejercerlo con sistematicidad.”
Su faceta más conocida es la artística, sin embargo en algunos hospitales de otros países lo utilizan desde hace años en el tratamiento a menores con problemas emocionales, dificultades con la atención y hiperactividad.
En el campo de la medicina aseguran los especialistas podría ayudar en la rehabilitación, tanto de afecciones de traumatismo óseo como de tipo nerviosas o musculares que afectan la posterior movilidad de manos y dedos. La actividad origamística, como todo trabajo manual, colabora a la recuperación funcional, estimula los mecanismos de coordinación, los circuitos nerviosos y musculares correspondientes.

Sus orígenes se remontan hasta China, donde existen sofisticadas figuras desde hace cerca de 1200 años; para los japoneses estas poseían significados ceremoniales y simbólicos. Durante el período Heinan en Japón (794 a 1185), pasó a ser parte de los rituales de la nobleza porque el papel era un artículo que no todos los habitantes podían conseguir por considerarse de lujo.

Disímiles figuras pueden formarse con el arte de la origami

Deybis utiliza las muestras realizadas como medios de enseñanza en sus clases de Educación Artística, en la Universidad de Ciencias Pedagógica, lo cual constituye una alternativa muy eficaz ante la imposibilidad del país de adquirir útiles docentes necesarios debido al cerco impuesto por Estados Unidos y su bloqueo económico, comercial y financiero.

La profesora tiene entre sus planes compartir los conocimientos con otros educadores de la Isla, aunque ya ha tutorado a cuatro instructores de arte que escogieron esta técnica para sus tesis de licenciatura y, por supuesto, llevaron tales saberes a las escuelas donde laboran.

Se propone, además, crear un proyecto comunitario con el objetivo de enseñar a los interesados cómo darle utilidad a revistas, periódicos, papeles de colores en desuso y cuantos recortes encuentren a su paso porque como su mamá siempre le recalca, todo es reutilizable cuando lo transformamos con amor.

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}