Baliño: precursor del marxismo en Cuba

carlos-balinnoCarlos Baliño López, uno de los colaboradores más allegados de José Martí, repudió al capitalismo con todas sus fuerzas, debido a su estrecho vínculo con el movimiento obrero del sur de los Estados Unidos, donde sufrió en carne propia los rigores y abusos de ese régimen inhumano, hecho que coadyuvó en su toma de conciencia.

 

 

Hombre de pensamiento avanzado, luchador infatigable por la emancipación de los obreros, creador de diversas organizaciones y clubes patrióticos y fundador junto al joven líder estudiantil Julio Antonio Mella del primer Partido Comunista de Cuba

carlos-balinnoCarlos Baliño López, uno de los colaboradores más allegados de José Martí, repudió al capitalismo con todas sus fuerzas, debido a su estrecho vínculo con el movimiento obrero del sur de los Estados Unidos, donde sufrió en carne propia los rigores y abusos de ese régimen inhumano, hecho que coadyuvó en su toma de conciencia.

Nacido en Guanajay, La Habana, el 13 de febrero de 1848, recibió de su padre una influencia revolucionaria en el hogar, pues era un fervoroso luchador contra el colonialismo español.

Baliño mantuvo un contacto directo con los trabajadores de las fábricas de tabaco en Cuba y resultó un lector infatigable del Manifiesto Comunista, escrito por Carlos Marx y el gran colaborador de este, Federico Engels.

Por sus ideas patrióticas se ve obligado a emigrar en 1869 a Estados Unidos, donde se hace tabaquero y escogedor; organiza a ese gremio y enfrenta a patrones explotadores.

Al referirse a este hombre de pensamiento avanzado el Maestro dijo que tenía “pluma y lengua de oro” y que era “un cubano de alma hermosa que padece por las penas de la humanidad y solo podría pecar por la impaciencia de redimirlas.”

Desde la norteña nación Baliño contribuye a la independencia de la Patria, siendo la creación de los clubes revolucionarios en Cayo Hueso en respaldo a José Martí y la fundación, en 1892, junto al Apóstol, del histórico Partido Revolucionario Cubano, unas de las principales acciones acometidas.

Años más tarde regresa a la patria, funda en 1903 el Club de Propaganda Socialista –considerada la primera organización cubana de carácter marxista– y colabora en la publicación La voz obrera, desde donde expresa su aspiración suprema a una sociedad sin clases.

En 1905 integró la dirección de una nueva organización política: el Partido Obrero Socialista, que un tiempo después dio paso al Partido Socialista de Cuba, con un programa de orientación marxista para rechazar tendencias revisionistas y sectarias propias de aquella época.

A raíz del triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917 en Rusia, se solidarizó con las ideas de los bolcheviques y en marzo de 1923 fundó la Agrupación Comunista de La Habana y la Liga Antimperialista de Cuba junto a otros compatriotas. Justo a la victoria leninista dedica inspirados artículos y poemas.

Al considerar que ya estaban creadas las condiciones convocó, junto al joven líder estudiantil Julio Antonio Mella, a la celebración del Primer Congreso de las Agrupaciones Comunistas, que tuvo lugar en la calle Calzada No 81, en el Vedado, entre los días 16 y 17 de agosto de 1925.

Los hombres allí reunidos eran probados y de gran confianza en el porvenir, y el acuerdo más importante que adoptaron resultó la fundación del primer Partido Comunista de Cuba, lo cual ocurre en forma valiente y audaz, con la colaboración de otros dirigentes obreros, y en pleno régimen del dictador Gerardo Machado.

La fecunda vida de quien fuera precursor de las ideas marxistas en Cuba quedó trunca el 18 de junio de 1926, hace 86 años, pero su ejemplo imperecedero constituye hoy una valiosa inspiración para las futuras generaciones.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}