Bajo la lluvia, tocan a la puerta

Censo_de_PoblacionCaían descargas eléctricas bajo un buen aguacero en la ciudad de Nueva Gerona cuando en casa escuchamos toques a la puerta. Las preguntas no se hicieron esperar: ¿Quién podrá ser?, ¿quién se atreve a andar bajo este torrencial…?

 

Prosigue en Isla de la Juventud la investigación socioeconómica más importante que realiza Cuba cada diez años

censoCaían descargas eléctricas bajo un buen aguacero en la ciudad de Nueva Gerona cuando en casa escuchamos toques a la puerta. Las preguntas no se hicieron esperar: ¿Quién podrá ser?, ¿quién se atreve a andar bajo este torrencial…?

Al abrir cuál no fue la sorpresa al ver que la “intrusa arriesgada” era la joven Marla, que esta vez no venía en calidad de vecina sino como parte de los más de 300 estudiantes de la Enseñanza Técnica Profesional que en Isla de la Juventud desde el pasado día 25 desandan las comunidades para realizar el Censo de Población y Viviendas 2012.

–¿Pero, muchacha, por qué saliste bajo la lluvia?, le pregunto. Con una sonrisa discreta en su rostro, responde:

–No, había salido antes de comenzar a llover, el agua me sorprendió en los apartamentos de esta escalera y quise continuar.

Acerca de esta investigación, la más importante que ejecuta el país cada diez años, estuvimos conversando. La planilla censal fue respondida sin ningún contratiempo y con la veracidad que exige el estudio y en ello ayudó la entrega a cada familia con días de antelación.

Con similar disposición ellos, asesorados y controlados por los supervisores, visitarán cada vivienda, hogares de ancianos, de niños sin amparo familiar u otros locales donde habiten personas de forma permanente, adonde llagarán con su credencial, pulóver y gorras para aplicar el cuestionario establecido, ya sea al jefe del hogar o a la persona adulta más capacitada para responder las preguntas.

La actitud de Marla, alumna del politécnico Fe del Valle de Economía, los Servicios y la Construcción, es tan solo una muestra elocuente de con qué responsabilidad los estudiantes en calidad de enumeradores acometen tan importante tarea que posibilitará conocer cuántos somos por edades y sexo, y cómo vivimos, lo que le posibilitará al Estado encauzar nuevas políticas en pos del bienestar de los cubanos.

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}