Baja la tarifa, aumenta el ahorro

Ya lo había dicho el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel: “Seguimos con interés y respeto las preocupaciones de la población. Se revisará lo que haya que revisar y se corregirá lo que deba y pueda ser corregido”.

Y así ha sido, se le pone oído una vez más a las preocupaciones del pueblo, en esta oportunidad a las que han generado algunas decisiones vinculadas a la Tarea Ordenamiento, que entre las de mayor impacto negativo resultó la relacionado con la versión inicial de la nueva tarifa eléctrica.

Al respecto no fueron pocos los criterios desfavorables, aunque la mayoría de los cubanos y pineros coinciden en la impostergable necesidad del incremento; no obstante, para una considerable cantidad de pobladores esta no era coherente con el salario ni el resto de los precios establecidos para otros bienes y servicios.

De igual manera valoraban como excesivo el salto dado de una tarifa a la otra (de 0,09 a 0,40 CUP/kWh) y sobre todo para los clientes enmarcados en el rango de 301-350 kWh/m, donde se encuentran trabajadores que dependen de su salario y han adquirido equipos como resultado de su esfuerzo laboral o por el cumplimiento de misiones en el exterior; entre otras inquietudes.

Según aseguró en la Mesa Redonda del lunes último Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Partido y jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, las opiniones fueron analizadas, al punto de modificarse no solo la tarifa sino también implementarse otro precio minorista para el gas licuado de diez kilogramos, el cual de 213 pesos se redujo a 180.

La actual y que regirá a partir del primero de enero muestra varias combinaciones y modificaciones en los tramos; al propio tiempo se separan las tarifas del sector residencial de las de actividades productivas de las formas de gestión no estatal y brindan otras facilidades, de ahí el llamado al actuar responsable, con repercusión en los precios de los productos y servicios brindados al pueblo.

Es verdad que luego de las alentadoras noticias a muchos les regresa la calma al cuerpo, hasta hay quien escribe y tira fuegos artificiales, pero no podemos olvidar cuánto le cuesta a Cuba asegurar este importante servicio a gran parte de sus habitantes; de hecho en el territorio se le brinda a más del 99 por ciento de su población y no existen zonas de silencio.

Y aunque en la Isla el sistema energético es beneficiado con un cinco por ciento de energía limpia a partir del empleo de Fuentes Renovables de Energía, prima el empleo de combustibles menos costosos y cuando la demanda crece se acude al diesel, que suele ser mucho más caro en el mercado internacional.

Resulta válido agregar que el 48 por ciento de los combustibles empleados en la generación nacional es importado, a precios que, además del producto, tienen incluidos valores de primas impuestas por los suministradores para resarcirse de los riesgos de ser sancionados por la aplicación de las leyes estadounidenses del bloqueo a Cuba, a lo cual se suman los costos de fletes y seguros.

El combustible hay que traerlo de lugares que no están cercanos al país, según puntualizó en el programa televisivo el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz.

Lo expuesto corrobora cuán costosa resulta para el país la generación, trasmisión y distribución de la electricidad, para lo cual el Estado emplea de su presupuesto una masa de subsidio alta para cubrir los costos.

Entonces los oídos receptivos a las inquietudes de la gente, esos que motivaron el reajuste de la tarifa eléctrica, no admiten otra respuesta: superior conciencia y responsabilidad en el ahorro.

Isla de la Juventud Opinión Ordenamiento
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

2 Replies to “Baja la tarifa, aumenta el ahorro

  1. Por que no se hace un escrito sobre la subida de los precios del Transporte Público en la Isla de la Juventud… el cual he estado buscando en toda internet la base legal… o alguna disposición… Resolución o alguna publicación oficial del MITRANS y no acabo de encontrar??? Me gustaría pensar que de veras piensan en la mayoría del pueblo, pero la verdad no es así. Con medidas como esta que afectan a la mayoría. ¿Acaso todo lo que ha salido en la Gaceta Oficial es un engaño???

    Saludos

    1. En la Gaceta Oficial numero 71 del ministerio de finanzas y precios se habla del precio del transporte público pero dice que es a 2 pesos en la Habana y 1 peso el resto de las provincias, no entiendo el porqué de esa subida exagerada aquí en la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *